Cuando uno ya no quiere más hijos (pero la pareja sí)

Comentar: (0)

Compartir:

Tener hijos

Muchas parejas tienen importantes conversaciones antes de casarse o de convivir, incluyendo la decisión de formar una familia. Sin embargo, no todos consideran el número de hijos que les gustaría tener, y aunque lo hubieran hecho, la vida puede llevarte a que cambies de opinión. ¿Qué pasa cuando hay desacuerdos entre tener o no tener más bebés?

Descubran sus verdaderos motivos

Hay muchas razones para no querer más hijos: desde el impacto que un nuevo bebé tendría en el presupuesto familiar hasta la falta de espacio para la pareja, pasando por revivir un embarazo y un parto que pueden haber sido muy difíciles, así como las noches sin dormir… Asimismo, hay motivos para desear un nuevo hijo, como la presión de la familia por darle un hermanito a nuestro niño, el deseo de tener el bebé del sexo opuesto (si ya tenéis dos niñas, por ejemplo), o el comenzar a sentiros solos al ver que vuestros pequeños crecen tan rápido… como sea, lo importante es conversar en pareja y descubrir los verdaderos motivos que tiene cada uno para sentir que quiere, o no, otro bebé.

Evalúen su situación actual

Hay momentos donde no conviene tomar ninguna decisión al respecto. Por ejemplo, si aún estáis en el primer año de vuestro bebé y la demanda de atención es constante, es normal que la perspectiva de otro hijo le cause a alguno mucho pavor. De la misma manera, si acabas de perder tu empleo es de esperarse que te sientas preocupada por el dinero. Son casos en los que conviene tomarse unos meses antes de sentarse a conversar sobre el tema.

¿En qué estáis dispuestos a ceder?

A veces, existen cosas que se pueden llegar a negociar. Por ejemplo, si lo que os preocupa es el dinero, tal vez podáis considerar reducir algunos gastos –como las vacaciones, o escoger un colegio más accesible– en pos de agrandar la familia. Si la mujer siente que la primera crianza ha sido muy difícil por recaer sobre sus espaldas, el hombre podría comprometerse a un rol más activo para esta nueva paternidad.

Mantengan la posibilidad abierta

En general, lo mejor es dejar abierta la posibilidad para seguir conversándolo en un futuro cercano: acordar no tener más hijos por el momento, pero volver a hablar al respecto de aquí a un año, por ejemplo. Tal vez, para ese entonces el deseo de uno de los dos se haya modificado y ya no haya problemas.

Respecto a tener o no tener más bebés, cuando ambos habéis puesto todas las cartas sobre la mesa y parece que es imposible alcanzar un acuerdo, una de las alternativas es buscar un consejero matrimonial que os acompañe y os asesore para que las discusiones constantes no terminen por debilitar a la pareja.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 3 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados