¿De qué depende tu reserva ovárica?

Comentar: (0)

Compartir:

La reserva ovárica es la cantidad de óvulos que posee una mujer en cada momento de su vida, un dato clave para su fertilidad. La edad repercute en este parámetro, pero no es el único factor.

Las niñas, en su nacimiento, poseen alrededor de un millón de ovocitos. Esa cantidad se reduce hasta los 400.000 o 500.000 óvulos al llegar a la pubertad. De todos ellos, a lo largo de la vida reproductiva solo llegarán a madurar unos 400.

El periodo más fértil para la mujer va desde los 16 a los 30 años. Durante esta etapa, la reserva ovárica está en su mejor momento: tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos es buena. Per a partir de los 35 años comienza un importante descenso en ambos aspectos –a esta edad una mujer solo cuenta con el 5% de sus óvulos y aumenta la posibilidad de que el bebé nazca con alguna anomalía congénita– hasta que, entre los 45 y los 55 años, los ovocitos se agotan y llega la menopausia.

Pero la edad no es el único aspecto que repercute en la reserva ovárica. Los hábitos de vida, el estado de salud y ciertas enfermedades también influyen en las condiciones en las que llegan las células reproductoras femeninas a determinada edad.

De hecho, más allá de la evolución normal debida a los años, hay factores que pueden llevar a una disminución precoz de la reserva ovárica y, con ello, a una reducción importante de las posibilidades de lograr un embarazo. Algunos no dependen de nosotras, pero otros están muy vinculados a hábitos pco saludables y se pueden evitar. Estos son algunos de los más habituales:

  • Tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia. De hecho, cuando una mujer en edad fértil necesita estos tratamientos suele recomendarse la congelación de ovocitos antes de comenzar todo el proceso.
  • Tabaquismo. La nicotina es enemiga de la fertilidad y afecta tanto a la cantidad como a la calidad del reservorio de ovocitos.
  • Obesidad. Además de afectar a los embarazos espontáneos, se ha detectado que los niveles de hormona antimulleriana  (que es la que informa de la reserva ovárica) es un 34% más baja en mujeres de 18 a 35 años, obesas y con ciclos ovulatorios normales.
  • Consumo de drogas.
  • Estrés.
  • Causas genéticas.
  • Patologías como el síndrome de ovarios poliquísticos o la endometriosis.
  • Exposición a agentes tóxicos, como ciertos pesticidas.

Puede que también te interesen los siguientes artículos:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados