La función del orgasmo en la concepción

Comentar: (0)

Compartir:

La función del orgasmo en la concepción

Es una pregunta que viene devanando los sesos de hombres y mujeres de ciencia en todo el mundo: ¿cuál es la función del orgasmo femenino en nuestra evolución?

Si está claramente comprobado que no resulta indispensable para lograr el embarazo, ¿acaso contribuye de alguna manera a favorecer la concepción? Te lo adelantamos: aún no existe una respuesta unívoca.

Algunas teorías

En los últimos años, han aparecido diversas teorías que relacionan el orgasmo femenino con una mayor capacidad para concebir un hijo. Si bien que la mujer alcance el clímax no resulta imprescindible para quedarse embarazada, el orgasmo podría cumplir alguna función al respecto. Estas son las tres más importantes:

  • Feliz, relajada ¡y exhausta! Una teoría sostiene que la principal función del orgasmo es favorecer que las mujeres adopten por más tiempo una postura horizontal, lo que permitiría que más semen permanezca dentro del cuello del útero y más espermatozoides puedan llegar hasta las trompas de Falopio para fecundar el óvulo. Sin embargo, aún no se ha demostrado que determinadas posiciones favorezcan el embarazo más que otras. De ser cierta esta teoría, habría más embarazos con el misionero que con otras posturas…
  • ¡Arriba esos espermatozoides! Otra teoría relaciona las contracciones vaginales y uterinas del orgasmo femenino con una mayor retención de semen dentro del cuerpo de la mujer. De acuerdo con un artículo de los doctores Baker y Bellis publicado en Animal Behaviour, un orgasmo femenino que ocurre entre un minuto antes y 45 minutos después de la eyaculación masculina resulta en una mayor retención de esperma. Pero, ¡atención! No se encontraron correlaciones con el número de embarazos.
  • Resabios evolutivos: ¿Es posible que el orgasmo haya dejado de cumplir una función reproductiva con el correr de la evolución? Así lo cree un tercer grupo de científicos, que compara la ovulación de los humanos con la de otras especies de mamíferos. Sin ir muy lejos, tenemos el ejemplo de los gatos: la gata no ovula si no tiene contacto sexual con un macho. Otros mamíferos funcionan de forma similar, lo que ha llevado a algunos a preguntarse si algunas de nuestras antepasadas requerían la estimulación sexual para generar la descarga hormonal que liberase un óvulo. La evolución habría hecho que el orgasmo persistiera aún cuando nuestro organismo ovula por ciclos, como les sucede a otras especies.

La única verdad segura

Si bien aún no se ha podido demostrar la importancia del orgasmo para concebir un hijo, lo que sabemos con certeza es que el clímax resulta muy placentero, y un fin en sí mismo. Gozar de tu sexualidad mejora tu humor, baja tu ansiedad, activa tus defensas, todo ello es muy favorable cuando estás buscando un embarazo. ¿Que llegar al orgasmo no resulte imprescindible para concebir? ¡Mejor! Puede servir para no agregaros otra presión cuando ya estáis ansiosos por hacer un bebé. 

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados