¡Me quedé embarazada tomando la píldora!

Comentar: (0)

Compartir:

Tú y tu pareja no estabais buscando un embarazo. Es más: estabas tomando la píldora anticonceptiva. Sin embargo, tienes en tus manos el test de embarazo con las inconfundibles rayitas del positivo. ¿Cómo pudo ocurrir? Y, lo más importante, ¿puede afectar al bebé en camino?

Razones por las que ha fallado el método

La píldora anticonceptiva es uno de los métodos de control de la natalidad más seguros que existen pero, como lo habrás comprobado, no es infalible. Se habla de un margen de error inferior al 1%, pero que existe, existe. En general, las razones por las que se produce un embarazo aún tomando la píldora se deben a olvidos de las mismas, tomarlas en diferentes horarios, interferencias con otros medicamentos (como, por ejemplo, determinados antibióticos) o bien disminución de su eficacia porque has padecido gastroenteritis o vómitos y el organismo no ha llegado a absorberlas y permitirles hacer efecto.

¿Qué ocurrirá con el bebé?

Una vez confirmado el embarazo, es probable que tu mayor preocupación sea por el bebé en camino. Se supone que no debes continuar tomando la píldora si estás embarazada, pero si tardaste algunos días (o semanas) en confirmar tu estado, ¿puede haber consecuencias negativas en la formación del embrión?

Quédate tranquila: los especialistas afirman que no hay evidencia de que tomar la píldora durante el primer mes de embarazo resulte perjudicial para la salud del bebé. Muchas madres han dado a luz hijos saludables que llegaron al mundo al fallar este método de control de la natalidad. Por otro lado, sí debes interrumpir la toma en cuanto estés segura de tu embarazo.

Pasos a seguir

Una vez que te repongas de la sorpresa, lo primero que debes hacer es pedir cita con tu médico para comenzar con los cuidados prenatales que son tan importantes en cualquier embarazo. Comienza cuanto antes a consumir ácido fólico, y si hace falta también suplementos de vitaminas y minerales, para asegurarte que el bebé reciba sus aportes lo más pronto posible.

Seguramente la noticia haya sido una revolución en tu vida. Sin embargo, por tu salud y la de tu bebé procura no estresarte más de la cuenta. Respira profundo, tienes por delante varios meses para organizar tu vida en compañía del bebé que llegará. Procura pensar que, si ocurrió, es porque debía ocurrir. Y no te sientas culpable: que un hijo no haya sido buscado no significa que vayas a amarlo menos.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados