Motivos para elegir el sexo de un bebé

Comentar: (0)

Compartir:

Motivos para elegir el sexo de un bebé

A muchas parejas les da lo mismo tener que decorar el dormitorio de su bebé en tonos rosas o en celestes, ya que su sueño de tener un hijo no conlleva ninguna preferencia. En efecto, a algunas personas que aguardan con impaciencia la llegada del embarazo les cuesta comprender que otros se desesperen por conocer con antelación el sexo del bebé, e incluso que hagan lo posible por intentar elegirlo. Sin embargo, nadie debería juzgar a otras parejas sin ponerse primero en sus zapatos: existen diversos motivos que pueden llevarlos a preferir un niño o una niña. ¿Cuáles son?

Motivos de salud

¡Atención! Existen casos en los cuales la elección del sexo no responde a motivos personales de preferencia, sino a cuestiones terapéuticas. ¿Qué ocurre con una enfermedad como la hemofilia, el caso más paradigmático, donde la mujer es portadora pero son los varones quienes están enfermos?

En efecto, cuando una pareja se sabe portadora de determinada enfermedad genética que afecta a uno de los dos sexos y no al otro, y que de producirse resultaría mortal o muy grave para el hipotético bebé, entonces es posible que opten por técnicas de reproducción asistida. Nos referimos a procedimientos tales como el diagnóstico genético preimplantacional, o la selección de espermatozoides antes de que se produzca la concepción –se realiza entonces una fecundación asistida. Por cierto, la ley española no contempla la utilización de dichas técnicas por ningún motivo que no sea estrictamente de salud.

Equilibrar la familia

Muchas consultas médicas referidas a elegir el sexo del bebé vienen de parte de familias que ya tienen dos o tres niños del mismo sexo, y que quisieran poder darles un hermanito o una hermanita del sexo opuesto. También están las parejas que saben que no quieren más de dos hijos, y que sueñan con tener “la parejita”. Aquí lo importante es hacerles enternder que incluso cuando dos o más hijos son del mismo sexo, ello no implica que sean iguales. Además, que también hay ciertas ventajas en tener hijos del mismo sexo (por ejemplo, que sean más compañeros y que puedan compartir el dormitorio por mucho tiempo).

Razones culturales

Para determinados grupos religiosos y sociales el hijo varón es muy importante porque es el heredero de la familia. Incluso entre los occidentales sobrevive aquello de que el varón “porta el apellido” (si bien en cada vez más países se utilizan ambos, los de la madre y del padre, y a veces la pareja escoge el orden). Por otro lado, también hay culturas en las cuales la hija mujer es quien ayuda a la madre, quien acompaña a los padres cuando envejecen, y ello podría inclinar a algunos a escoger un embarazo de una niña si tuvieran la oportunidad.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados