¿Por qué se producen los abortos espontáneos? | LetsFamily
embarazo

¿Por qué se producen los abortos espontáneos?

El aborto es uno de los temas sobre los que no suele hablarse a pesar de que el porcentaje de mujeres que ha sufrido la pérdida de su bebé durante el embarazo es bastante significativo.

Según datos aportados por el doctor Juan Ordás, especialista en Ginecología y Medicina de la Reproducción en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Vithas Nuestra Señora de América actualmente se estima que, en las mujeres jóvenes, se producen entre un 15 y un 20% de abortos espontáneos, elevándose esta cifra a casi el 40% cuando hablamos de mujeres mayores de 40 años. Una cifra nada despreciable, teniendo en cuenta que cada vez aumenta más la edad de las mujeres españolas para tener su primer hijo.

Se calcula que entre 6 y 7 de cada 10 pérdidas durante el embarazo se deben a defectos en el número de cromosomas o a defectos de los genes. En los casos de abortos de repetición, se calcula que la mitad se producen por causas desconocidas; que en un 20% se debe a causas autoinmunes; otro 15% a causas anatómicas, un 8% a causas endocrinas, y en menores porcentajes a problemas genéticos paternos, infecciones o trombofilias.

Tal y como explica el doctor Juan Ordás, “es importante distinguir entre un aborto precoz y un aborto tardío. Aborto precoz es el que tiene lugar en las primeras semanas de la gestación, mientras que el tardío sucede después de la 12 semana. En este segundo caso los motivos suelen ser anatómicos, como por ejemplo incompetencia de cuello del útero, así como malformaciones o tumores del útero”.

Una de las principales preocupaciones de las mujeres que sufren un aborto espontáneo es el miedo a que este se vuelva a repetir. Sin embargo, las cifras de abortos consecutivos son algo menores. En concreto, la probabilidad de tener dos abortos consecutivos es del 5%, y de más de tres del 1%.

Sin embargo, en las pacientes en los que se dan estos casos, es importante hacer un estudio pormenorizado para descartar posibles problemas. Principalmente se tenderá a hacer un estudio cromosómico de los padres, sobre la existencia de alteraciones de autoinmunidad de la mujer, se estudiará la anatomía del útero y de la cavidad endometrial y la situación hormonal materna, así como la existencia de alteraciones en los gametos masculinos. En este sentido el doctor Ordás recuerda que “a pesar de los esfuerzos dirigidos a obtener una causa que nos permita explicar los abortos, solamente el 20% de los estudios nos van a dar positivos, por lo que en la mayor parte de los casos hemos de decir a la pareja que no sabemos la causa de su perdida. Por otra parte, es importante reafirmar a la pareja en la convicción de que los abortos rara vez se repiten”.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: