Posturas sexuales que favorecen el embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

¿Es cierto que algunas posturas son más propicias para concebir un hijo? Sí, y te explicamos cuáles son. 

Para que se produzca la fecundación, los espermatozoides tienen que recorrer un largo camino hasta alcanzar el óvulo. Ciertas posiciones durante las relaciones sexuales acortan ese trayecto porque facilitan que el semen se introduzca con más profundidad en el cuello cervical y evitan la pérdida de líquido seminal. 

Estas son las posturas sexuales más eficaces para la concepción:

  • La postura del misionero. Es una de las más recomendadas por los expertos en fertilidad, ya que permite una penetración muy profunda.
  • Con la cadera de la mujer levantada. Es la posición que se adopta cuando colocamos una almohada o un cojín bajo la zona lumbar de la mujer, tumbada sobre su espalda. El cérvix queda más expuesto y no se producen pérdidas de semen.
  • A “cuatro patas” (la mujer apoyada sobre rodillas y manos, mientras el hombre la penetra por detrás). Como sucede con la del misionero, permite que el pene llegue hasta la entrada misma del útero, y abre el cuello del útero un poco más que otras posiciones.
  • Tumbados de lado. También conocida como “la cuchara”. En esta posición, la pelvis de la mujer se sitúa con una inclinación que favorece la llegada del semen al cuello uterino.
  • El yunque. La mujer está tumbada sobre su espalda y eleva las piernas, tirando de las rodillas hacia los hombros, mientras el hombre se sitúa entre sus muslos. 

Posturas menos recomendadas para concebir un bebé

Al parecer, conviene evitar las posturas en las que la gravedad puede hacer perder líquido seminal, como aquellas en las que la mujer está encima de su pareja o de pie.

Controla tu ovulación y disfruta

Aunque los expertos insisten en que no hay que obsesionarse con los días en los que se mantienen relaciones sexuales cuando tomamos la decisión de tener un hijo, sino hacer la vida normal, el momento idóneo para conseguir un embarazo son los dos días previos a la ovulación y el mismo día de la ovulación, ya que los espermatozoides pueden sobrevivir en el útero de tres a seis días.
Por otro lado, algunos estudios sugieren que las contracciones causadas por el orgasmo femenino ayudan a impulsar el esperma al interior del cérvix, lo que también favorece la concepción. 

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies