Reserva ovárica, ¿hasta cuándo eres fértil? | LetsFamily
embarazo

Reserva ovárica, ¿hasta cuándo eres fértil?

La pregunta de hasta cuándo podremos tener hijos suele pasar en algún momento por nuestra cabeza. Y en el caso de la mujer, conocer la reserva ovárica ayuda a hacer una estimación aunque no se pueda dar una respuesta exacta. De esa forma es posible conocer con antelación las posibilidades reales que tenemos de conseguir un embarazo, ya sea natural o a través de la reproducción asistida.

En concreto la reserva ovárica es la capacidad que tienen nuestros ovarios de producir óvulos que puedan conseguir un embarazo, y para que un ginecólogo pueda determinar cómo está esa capacidad basta con que haga una simple ecografía vaginal y un análisis hormonal. Su valoración dependerá del tamaño ovárico y el recuento de folículos antrales, la medición de marcadores hormonales basales (FSH, Estradiol, AMH…) o test dinámicos  como el test de clomifeno o con análogos de GnRH.

¿Qué ocurre si tenemos una reserva ovárica baja?

Aunque la edad no es el único factor que influye en nuestra reserva ovárica, ya que otros elementos ambientales, genéticos y de estilo de vida también tienen su peso, lo habitual es que a partir de los 35 años nuestra reserva ovárica vaya descendiendo. Eso no significa que no pueda haber un embarazo. Si tenemos una reserva ovárica baja quiere decir que disponemos de un bajo número de óvulos disponibles, por lo que resulta un poco más complicado, aunque no imposible, conseguir la gestación por medios naturales. En ese caso los especialistas aconsejan la vitrificación de ovocitos para tener opción a embarazo en caso de que se desee ser madre más adelante con sus propios óvulos.

Sin embargo, según datos de una encuesta realizada por la Clínica Ginefiv con motivo del lanzamiento de la campaña Cuida tu fertilidad, el 93% de las mujeres en edad reproductiva nunca se ha realizado un estudio para conocer su reserva ovárica. El mismo estudio alerta de que las mujeres encuestadas descuidan el deporte y el descanso, repercutiendo en su nivel de estrés, lo que a su vez puede influir en la reserva ovárica. Lo ideal, dicen los expertos, es practicar deporte más de dos veces a la semana y descansar una media de unas ocho horas diarias.

En cualquier caso, los especialistas inciden en que la edad es un aspecto casi siempre determinante a la hora de hablar de reserva ovárica. Aunque hay mujeres que ven disminiuida su capacidad de producir óvulos sanos antes de tiempo, para la mayoría empieza a disminuir esa capacidad a partir de los 35 años, al igual que la tasa de aborto aumenta, entre otras cosas debido a la carga de anomalías cromosómicas que portan los óvulos.