¿Se puede concebir después de una vasectomía?

Comentar: (0)

Compartir:

Concebir después de una vasectomia

Cada año, decenas de miles de hombres españoles eligen pasar por el quirófano y realizarse este procedimiento, cuyo fin es funcionar como método anticonceptivo permanente. Incluso son más los hombres con vasectomía que las mujeres con ligadura de trompas. 

Esto es una buena noticia, si consideramos que significa que ellos cada vez más son partícipes y se involucran en la planificación familiar. ¿Qué ocurre después? ¿Se puede concebir aún después de haberse realizado la vasectomía?

En qué consiste la vasectomía

La vasectomía, también conocida como ligadura de los conductos deferentes, es un procedimiento quirúrgico de relativa sencillez, que consiste en separar internamente el canal que conduce los espermatozoides hacia el semen, impidiendo que salgan del testículo y que terminen fecundando un óvulo durante la relación sexual. Similar a lo que ocurre en la ligadura de trompas de las mujeres, los hombres que deciden hacerse una vasectomía quedan estériles. No obstante, sus testículos siguen funcionando normalmente y la vida sexual se puede retomar sin preocuparse por un embarazo no deseado. Es un método anticonceptivo permanente, elegido por quienes tienen decidido no tener más hijos.

 

¿Qué tan efectivo es este método para prevenir embarazos?

Es un método sumamente efectivo, cuya tasa de éxito es casi del 100%, similar a lo que ocurre con la ligadura de trompas en las mujeres. Sin embargo, en algunos casos puede llegar a fallar. Es importante que el hombre que ha pasado por el quirófano vuelva a controlar su semen en tres meses para estar seguro de que ya no hay presencia de espermatozoides. Mientras tanto, es necesario seguir empleando un método anticonceptivo adicional. Por otro lado, existen contados casos en los que los conductos deferentes pueden religarse y pese a todo, algunos espermatozoides lleguen al semen y pueda ocurrir un embarazo imprevisto.

 

¿Y si cambiamos de parecer?

Diferente es el caso de los hombres que después de mucho tiempo viviendo con una vasectomía, deciden que pese a todo sí quieren tener un hijo. En estos casos (que no son pocos) hay dos alternativas:

  • Por un lado, existen técnicas de microcirugía que procuran reconstruir los conductos para devolverle la fertilidad al hombre y conseguir un embarazo natural.
  • Por otro lado, se pueden extraer espermatozoides directamente del testículo e intentar una fecundación in vitro.

 

Hay que tener en cuenta que estas técnicas no son sencillas, resultan costosas y no siempre son efectivas. Lo mejor es realizarse la vasectomía solo si uno está completamente seguro de no querer más hijos. Y ante la más mínima duda, otra posibilidad es criopreservar esperma antes de la operación, teniendo de este modo un “comodín” por si llegamos a cambiar de idea.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados