Trato del fracaso en el tratamiento del deseo de tener hijos | LetsFamily
embarazo

Trato del fracaso en el tratamiento del deseo de tener hijos

Para vosotros como pareja naturalmente es una gran decepción que el tratamiento de la falta de hijos involuntaria transcurra múltiples veces sin éxito. Después de dos o tres intentos sin un embarazo, os preguntáis si un nuevo tratamiento tiene sentido.

Junto con vuestro médico deberíais analizar los tratamientos realizados hasta ahora y reflexionar sobre una alternativa. A algunas parejas les hace bien el cambio de impresiones con otros afectados, otros se aíslan por un tiempo y prefieren no hablar más del tema. Como quiera que lo hagáis, mantén el respeto a tu pareja y acepta su forma de asimilarlo. Desde el punto de vista médico, tal vez no se pueda explicar por qué no se produce el embarazo. Dependiendo del tratamiento por el que os hayáis decidido, los resultados pueden llevar a una mayor o menor conclusión.

Si por ejemplo después de someteros a un „tratamiento de estimulación”:[el_tratamiento_de_estimulacion], en el ovario sólo se forman pocos óvulos, se habla de “Baja Respuesta”, bajo rendimiento de las reservas del óvulo. Para el procedimiento a seguir en estos casos no hay resultados de estudios fiables. El análisis del primer intento IVF o ICSI, sin embargo parece de gran valor informativo: no sólo la cantidad de los folículos, sino también la calidad de los embriones es decisiva. Una ecografía y determinados datos de laboratorio dan indicios pero no pruebas. Ninguno de los test predice con rigor, en cuál de las parejas serán infructuosos los próximos intentos.

Tampoco hay ningún test que indique a una pareja que definitivamente no tiene ninguna posibilidad. Una duplicación de la dosis no se ha demostrado que sea eficaz, no aumenta la posibilidad de embarazo. Tampoco podemos afirmar que un cambio a otro medicamento para el tratamiento de estimulación, aumente considerablemente las posibilidades. Aparte de eso, suele empezar a escasear el presupuesto en algún momento, así que para tratamientos posteriores hay que añadir el obstáculo de los gastos adicionales. Razón de más para encomendarse a un verdadero experto.