Trucos para elegir el sexo en la concepción

Comentar: (0)

Compartir:

Trucos para elegir el sexo en la concepción

Cuando planificamos un embarazo, si nos preguntan qué queremos, lo primero que se nos viene a la mente es “que nazca sano”. Sin embargo, muchas personas tienen en su corazón el deseo fuerte de tener un niño, o bien una niña. Tal vez sea tu caso. Tal vez porque ya tienes tres hijos del mismo sexo y sueñas con “el que te falta”. Tal vez porque quieres conseguir “la parejita”. O quizás porque no te gustaría repetir con tu hija la crianza que tus padres tuvieron contigo, y crees que sería más fácil hacer las cosas a tu manera si tuvieras un varón. Como sea, existen algunos trucos (que, por cierto, no son infalibles) para tratar de favorecer a uno u otro sexo en la concepción.

El método de los días

De acuerdo con los doctores Shettles y Rorvik, autores del libro “Cómo elegir el sexo de tu bebé”, la clave es el día en el cual mantienes relaciones sexuales. Si lo que se desea es un varón, la pareja debe conocer previamente el día en que se produce la ovulación, y mantener relaciones 12 horas antes, y durante las 12 horas aproximadas que dura la misma. Esto se debe a que los espermatozoides Y (que engendran un niño) son más rápidos, pero viven menos tiempo, mientras que los espermatozoides X (los responsables de engendrar una niña), por el contrario, tardan más en llegar pero sobreviven por más días en el útero. De esta manera, los espermatozoides Y estarían llegando casi al mismo tiempo que el óvulo. En cambio, para concebir una niña lo mejor es tener relaciones los días previos a la ovulación, ya que de esta manera los espermatozoides Y mueren, y sobreviven los lentos X.

La dieta

Anteriormente hemos hablado del método Baretta que se basa en estudios de una bioquímica argentina que demostraron que los espermatozoides Y sobreviven mejor en un medio alcalino y los X, en uno ácido. Para concebir un niño se busca incorporar más sodio y potasio y, para concebir una niña, calcio y magnesio. Al igual que el método anterior, es una forma natural de incrementar las posibilidades de engendrar el bebé del sexo deseado, aunque no hay una garantía de que vaya a resultar como tú lo esperas.

¿Y qué hay de las técnicas de reproducción asistida?

Por supuesto que existen técnicas científicas que prácticamente garantizan la elección de un embrión de determinado sexo, como son las pruebas genéticas preimplantacionales. Sin embargo, no están exentas de polémica por cuestiones éticas, ya que implican la posibilidad de que se descarten determinados embriones. En España estas técnicas no están permitidas por la ley, salvo en el caso donde haya riesgos de una enfermedad genética que sufran solo los individuos de determinado sexo (el caso más emblemático es el de la hemofilia).

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados