Una proteína, clave para la fertilidad a partir de los 40

Comentar: (0)

Compartir:

Uno de los principales obstáculos para las mujeres mayores de 40 años que desean ser mamás es el paso de los años. Con él envejecen los óvulos, por lo que las posibilidades de que estos presenten anomalías cromosómicas crece. Es la razón por la que se producen tantos abortos espontáneos a esta edad. 

Según los especialistas, la presencia de cromosomas anómalos es responsable de alrededor de la mitad de los abortos espontáneos. Los números no dejan lugar a dudas: se calcula que el riesgo de aborto en  mujeres que ya hayan superado los 40 es de un 50% frente a un 15% en el caso de las mujeres de entre 20 y 30 años.

Hasta ahora, esa realidad no parecía poder modificarse. Sin embargo, un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de la Universidad de Monash en Clayton (Australia) ha dado con una solución: aumentar los niveles de una proteína llamada securina, responsable del control de la división celular durante la última fase de desarrollo del óvulo. El paso del tiempo es el que provoca la deficiencia de esta proteína, imprescindible para que los óvulos se dividan correctamente.

Tal como explica John Carroll, director de la investigación publicada recientemente en la revista Nature Communications, “ahora que tenemos una idea de, cuando menos, una de las causas que aumentan la incidencia de anomalías cromosómicas y abortos espontáneos en las mujeres longevas, podemos encontrar la manera para prevenir que esto ocurra (…). El estudio muestra las causas por las que las mujeres que ya han superado los 40 tienen mayor riesgo de abortos espontáneos y tienen bebés con anomalías cromosómicas. Así, el siguiente paso será identificar posibles dianas terapéuticas que prevengan la degradación de la securina”, afirma el investigador, que cree que mejorar la calidad de los óvulos es especialmente importante en esta época, cuando la edad en la que las mujeres tienen su primer hijo se incrementa cada vez más.

 

Más posibilidades de embarazos a término

La fertilidad de la mujer decrece a medida que se va acercando a su cuarta década de vida, hasta el punto de que se estima que las probabilidades de que una mujer mayor de 42 años tenga un hijo sin recurrir a un tratamiento de fertilidad es de alrededor de un 5%. Esa cifra se explica porque en el momento en que nacemos, las mujeres ya portamos todos los óvulos que tendremos a lo largo de toda nuestra vida. Con el paso de los años, tanto la mujer como sus óvulos envejecen, y la probabilidad de que sus células sexuales presenten alguna anomalía cromosómica es elevada.

De ahí que el hallazgo de la investigación australiana sea tan importante: al conocer que una de las causas de esas anomalías son los bajos niveles de securina, la proteína responsable de mantener a los cromosomas unidos para su correcta división, es posible dar con una solución. Consistiría  en intentar obtener óvulos con un menor número de anomalías cromosómicas, para lo que podría bastar con la regulación de los procesos que controlan los niveles de securina.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados