Prepara tus piernas para el verano | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Prepara tus piernas para el verano

Es inevitable que durante los meses de frío descuidemos más aquellas zonas que normalmente llevamos tapadas. Las piernas sufren mucho las consecuencias de una dieta poco saludable o sedentaria, sobre todo a partir de los 40, cuando el metabolismo se vuelve más lento y la retención de líquidos es un problema más común. No significa que no podamos revertir el efecto de la antiestética celulitis o las acumulaciones de grasas, pero siempre es mejor ponerse las pilas durante todo el año y no dejarlo para el último mes antes de las vacaciones si no queremos agobiarnos.

Nuestra dieta debe cambiar desde hoy mismo, eliminar el exceso de sal y usar especias en su lugar para dar sabor a las comidas y no fomentar la retención de líquidos. Nuestra alimentación debe basarse en frutas y verduras de temporada, ricas en agua como el melón, la sandía, las nectarinas, las peras o las manzanas, además de todas las verduras que podamos consumir especialmente las de hoja verde que tienen un alto poder antioxidante, y las de color naranja como las zanahorias, las calabazas o los boniatos que además son ricas en betacarotenos que nos protegen del sol. Beber 3 litros de agua al día, más incluso de lo recomendado es muy beneficioso para evitar esa retención de líquidos que notaremos en un abdomen menos hinchado y en unas piernas más descansadas.

En verano con el calor no apetecen tanto los platos de cuchara, pero no podemos olvidar las legumbres por su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta que nos sacian durante más tiempo, evitando el picoteo, las proteínas que nos ayudan a tener unos músculos más fuertes y la fibra que nos ayuda a regular el tránsito para evitar hinchazones y digestiones pesadas. Es muy fácil y fresco comerlas en ensaladas durante estos meses, los garbanzos con tomates cherry o una rica ensalada templada de lentejas con pimientos de colores, huevo cocido y dátiles nos aportarán todos los nutrientes que necesitamos.

El mejor ejercicio físico para tonificar las piernas es correr. El ‘running’ se ha convertido en el deporte de moda porque implica movimiento y coordinación de todos los segmentos corporales. Se trata de un ejercicio aeróbico que facilita la combustión de grasa y la musculatura de las piernas se ve especialmente beneficiada gracias a su gran efecto tonificante. Si no se puede correr, andar o bicicleta también son buenas prácticas pero debemos llevar un ritmo ligero para notar resultados.

Para evitar al máximo la flacidez y la celulitis los expertos no recomiendan los tacones durante demasiadas horas al día, ni la ropa ajustada. Hay otros factores como estar de pie demasiadas horas, el calor o el sobrepeso que hacen que nuestras piernas sufran problemas circulatorios. Cuando estemos sentadas en casa mantenerlas en alto mejorará la circulación, un suave masaje con movimientos circulares o un gel efecto frío también pueden ayudarnos a notarlas más ligeras.

Y sí, el bronceado nos ayuda y mucho. Es cierto que las piernas tienen una menor concentración de melanocitos, las células que producen la melanina, por eso tardan más en tomar color, pero con la protección adecuada podemos tomar el sol más tiempo y dejar que tomen el color que deseamos para sentirnos más guapas.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: