Primeras medidas en caso de quemadura | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Primeras medidas en caso de quemadura

Cuando hablamos de causticaciones, nos referimos a las quemaduras que se producen en partes del organismo del niño como piel, cara, boca, esófago y que no están producidas por el fuego o el calor excesivo, sino que el causante es alguna sustancia química como ácido o lejía. El efecto que provocan depende del tipo de sustancia química, la concentración, la cantidad y el tiempo de exposición. Se diferencia entre lesiones cutáneas, de ojos, de boca, esófago y de la zona del estómago y el intestino. Las causticaciones van acompañadas de un fuerte dolor.

Causticación de piel

Elimina o diluye las sustancias e intenta quitar la ropa impregnada del cáustico. A continuación, aclara la piel con agua, evita que el cáustico afecte a otras zonas. Finalmente, venda las heridas con un vendaje aséptico y acude a un centro hospitalario si la lesión es importante.

Causticación ocular

Las causticaciones oculares son muy dolorosas, por eso la reacción automática es cerrar los ojos. Aún así deberías intentar enjuagar el ojo bien con abundante agua (como mínimo durante diez minutos) y llamar inmediatamente a un médico. Observarás un enrojecimiento conjuntival importante, secreción lacrimal intensa y visión borrosa. Repetimos que es fundamental lavar bien la zona con agua o con suero fisiológico. Luego, poner una torunda de algodón impregnada en manzanilla fría, sobre los párpados para aliviar la posible hinchazón.

Causticaciones de boca, esófago y estómago o intestino

Los síntomas de estas causticaciones son fuerte dolor y una salivación excesiva. Las membranas mucosas en la boca o en la faringe estarán blancas o inflamadas y sangrientas. Las medidas inmediatas son la eliminación de las sustancias restantes de la boca y tomar un vaso de agua o de té para diluir la sustancia cáustica. Evita que tu hijo vomite y llama inmediatamente a un médico para que examine al niño (peligro de asfixia).
Las quemaduras del esófago en muchos casos si no se actúa con celeridad, pueden ocasionar obstrucción del mismo y tener que operarlos para restablecer el paso de alimentos.

Mucho cuidado con los productos industriales de limpieza, mantened siempre en lugares cerrados con llave o donde el niño no tenga acceso y siempre comprar productos que dispongan de tapón de seguridad. Por otro lado, no utilicemos nunca botellas de agua mineral para guardar lejías o cualquier otra sustancia que pudiera resultar cáustica. Un descuido puede ser fatal y si el niño ve la botella, puede intentar beber de ella con el correspondiente peligro de causticación.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: