Qué es la hiperhidrosis y cómo tratarla | LetsFamily
embarazo
Qué es la hiperhidrosis y cómo tratarla
Actualidad

Qué es la hiperhidrosis y cómo tratarla

La hiperhidrosis es una producción excesiva de sudor que nada tiene que ver con el clima y suele darse principalmente en las axilas, las palmas de las manos, las plantas de los pies y la región cráneo-facial, aunque en algunos casos puede llegar a ser generalizada. Afecta tanto a hombres como a mujeres por igual, y aparece por primera vez antes de los 25 años.

¿Cómo saber si sudamos más de lo normal?

Sudar mientras se realiza ejercicio físico, si estamos bajo una situación de estrés o si estamos en épocas hormonales más activas como el embarazo o la menopausia es totalmente normal. El problema viene cuando un exceso de sudor nos impide realizar nuestras actividades diarias y se presenta en situaciones que aparentemente no deberían ser un foco de sudoración, como estar sentados o en lugares frescos.

Pero si notamos que tenemos continuamente mojadas las palmas de las manos, aunque no tengamos calor, y la ropa se nos moja con facilidad en ciertas zonas sin que hayamos realizado ningún movimiento puede que la sudoración no sea tan normal como creemos. Esto puede afectar a nuestras relaciones sociales y obligarnos a llevar siempre ropa oscura y ancha para que no se nos note, lo que nos llevaría a pensar que no es un problema común y que deberíamos ponernos en manos de un especialista.

Causas de la hiperhidrosis

Lo primero que debemos determinar son las diferentes causas que pueden provocar este problema. Por un lado, la hiperhidrosis primaria se relaciona con situaciones de tensión, excitación o nervios que puede terminar en una sudoración excesiva. Esta sudoración también es la pescadilla que se muerde la cola, pues si notamos que sudamos mucho, nos ponemos nerviosos y aún sudamos más, lo que hace que se agrave el problema.

La hiperhidrosis secundaria suele ser generalizada y presentarse por ciertos cuadros clínicos como problemas sistémicos, intoxicaciones, alteraciones del funcionamiento de la médula espinal o ciertas lesiones. Estas últimas son más raras y se asocian a enfermedades graves que pueden desencadenarla como efecto secundario tanto de la propia enfermedad, como de los tratamientos.

Prevención y tratamiento

Como principales medidas de prevención destacar la higiene corporal, utilizando productos desodorantes. Utilizar prendas frescas con fibras sintéticas en vez de naturales, pues repelen el sudor y mantienen la ropa seca. Además, conviene llevar encima una muda de ropa para poder cambiarse si vamos a pasar el día fuera. Usar polvos de talco para regular la sudoración también puede ser una buena opción, especialmente en las plantas de los pies, y mantener el espacio en el que nos encontramos bien ventilado y fresco. Evitar el consumo de alcohol, café, té o bebidas estimulantes también nos puede ayudar a controlarla.

Entre los principales tratamientos disponibles hoy en día es especialmente eficaz la ‘Toxina botulínica’ (botox) tipo A que se realiza de forma ambulatoria en sesiones que duran entre 15 y 30 minutos. Sus efectos se mantienen en torno a siete meses y ha demostrado una eficacia cercana al 100%. Uno de sus mayores inconvenientes es su elevado precio y también el dolor que puede provocar en determinadas zonas.

Una solución antitranspirante como el cloruro de aluminio suele ser la primera opción para paliar la sudoración abundante en palmas de las manos, plantas de los pies y axilas; o la llamada ‘Iontoforesis’, una técnica que consiste en introducir en la piel sustancias que inhiben la transpiración utilizando para ello corriente eléctrica. Por último, destacar el ‘Láser’, un procedimiento novedoso que elimina las glándulas sudoríparas por calentamiento. Es relativamente nuevo así que todavía no se conocer los posibles riesgos de este tratamiento.

En cualquier caso, lo más recomendable es acudir a un dermatólogo especialista que valore nuestra situación y nos aconseje sobre cuál es el mejor tratamiento a seguir, en caso de necesitarlo.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: