Remedios caseros para reparar talones secos y agrietados | LetsFamily
embarazo
Actualidad Uncategorized

Remedios caseros para reparar talones secos y agrietados

Parece que sólo nos acordemos de ellos cuanto toca destaparlos para ponernos las sandalias, ahí es cuando nos damos cuenta de que en invierno no los hemos cuidado tanto como deberíamos, y descubrimos que tanto los talones como las plantas presentan una sequedad blanquecina que puede resultar muy antiestética cuando toca ponernos esas sandalias abiertas con las que damos la bienvenida a los días calurosos.

Existen infinidad de cremas en farmacias, parafarmacias o herbolarios para hidratar en profundidad y en poco tiempo estas sequedades, pero también podemos realizar tratamientos en casa con ingredientes naturales que nos ofrecerán los mismos o mejores resultados a un precio más económico, y con la tranquilidad de que solo utilizamos ingredientes conocidos, sin químicos ni productos sintéticos.

Peeling con sal gorda y aceite

El peeling más eficaz que podemos hacernos en casa tiene dos ingredientes tan básicos como la sal gorda y el aceite. Mezclamos ambos, en el caso de la sal sin refinar, hasta que se forme como una masa y la aplicamos con ambas manos dando un suave masaje circular por todo el pie perfectamente limpio y seco. La sal eliminará las células muertas y acelerará el proceso de regeneración de la piel, por su parte el aceite nos hidratará en profundidad. Mantenemos este masaje un par de minutos y después aclaramos con abundante agua templada y secamos suavemente con una toalla. Se nota como el pie queda más hidratado incluso que con cualquier crema, y quedará más receptivo para aplicarnos nuestro tratamiento que también podemos hacer de forma casera.

Tratamiento hidratante con miel

La miel, sobre todo la ecológica, es altamente hidratante y podemos aplicarla después de este peeling o por las noches para potenciar el efecto. Con un poco en la palma de la mano podemos masajear el pie hasta que quede cubierto por la miel y después ponernos un calcetín limpio para evitar manchar las sábanas o el suelo si vamos a caminar. A la mañana siguiente nuestro talón tendrá mucho mejor aspecto y si todavía nos queda algún resto podemos lavarlos con agua y aplicar una crema hidratante para evitar que se seque demasiado durante el día.

Mascarilla de plátano y aguacate

El plátano y el aguacate son frutas con la que podemos hacer una mascarilla que suavizará y revitalizará nuestros pies. Tan sólo hay que aplicarla por toda la zona una vez batidas ambas con un tenedor o una batidora, y dejarla actuar unos 10-15 minutos. Después se aclara con agua para limpiar todos los restos que hayan podido quedar. Podemos utilizar agua de jazmín a modo de tónico natural y después una crema hidratante o un aceite vegetal de karité, oliva o coco para mantener la hidratación.

En los pies es donde tenemos todas las terminaciones nerviosas del cuerpo, y si nos apetece relajarnos y tener un momento para nosotras, lo mejor es dejarnos mimar con una pedicura de la que saldremos con los pies totalmente renovados. Mientras tanto, no hay que abandonarlos, utilizar remedios naturales evitará la sequedad y las grietas que pueden llegar a resultar muy dolorosas si no las cuidamos adecuadamente.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: