Remedios naturales para acabar con los resfriados | LetsFamily
embarazo
Actualidad Uncategorized

Remedios naturales para acabar con los resfriados

Este año los resfriados están atacando con fuerza, y aunque podemos medicarnos para combatir sus síntomas, podemos probar primero con unos remedios naturales que nos ayudarán a sentirnos mejor sin necesidad de recurrir a los medicamentos. No significa que no podamos tomarnos una pastilla en un momento puntual si tenemos mucho malestar, pero siendo conscientes de que estas enfermedades llevan su curso, podemos combatirlas con remedios caseros e igualmente eficaces.

El ajo es un alimento con propiedades antibióticas muy fuertes que pueden ser beneficiosas para cualquier catarro o resfriado. Tomar ajo crudo dos veces al día, puede no sólo mejorar los síntomas, sino acabar con nuestra enfermedad en pocos días. Lo mejor es tomarlo triturado, con unas gotas de zumo de limón (10 ml), como si fuera una pasta. No es precisamente agradable de comer por sí solo, pero es la manera más eficaz, sin cocinarlo. Se puede añadir a una ensalada, por ejemplo, para que el sabor no resulte tan fuerte.

Si tenemos tos fuerte, podemos prepararnos nuestros propios jarabes caseros. La combinación de cebolla y miel nos ayudará a reblandecer toda la zona del pecho, aliviando la tos y la irritación gracias a las propiedades calmantes y antibióticas de la cebolla y la miel. Ambos ingredientes refuerzan las defensas del organismo para hacer frente a los virus que atacan al sistema respiratorio. Se puede preparar triturando 2 cebollas y añadiéndoles media taza de miel (160 gramos). Se deja macerar durante 12 o 24 horas y puede consumirse una cucharada por sí sola o diluida con un poco de agua cada dos horas durante los días que nos dure el resfriado. Por otro lado, también podemos mezclar la miel (unos 50 gramos) con el zumo de un limón, es uno de los remedios más populares contra la irritación de garganta y la tos. Se puede tomar por sí solo o diluido con un poco de agua dos veces al día, hasta sentir alivio.

La raíz de regaliz también puede ser una gran aliada para acabar con los virus que causan la tos y el dolor de garganta. Podemos tomarla en forma de infusión dos veces por semana. Y, como complemento, hacer gárgaras con agua salada (200 ml de agua tibia con una cucharadita de sal marina) promoverá la eliminación de gérmenes más rápidamente.

El malestar por el catarro aumenta considerablemente si tenemos las fosas nasales congestionadas, nos cuesta respirar, se nos seca la boca, y puede darnos dolor de cabeza. El eucalipto tiene un potente efecto descongestionante que puede ayudarnos a “volver a respirar” con normalidad. Se pone a hervir en una olla 2 litros de agua con cuatro cucharadas de hojas de eucalipto picadas, pasados 20 minutos se coloca la cabeza encima de la olla y tapada con una toalla (con cuidado de no quemarse) para aspirar los vapores durante 10 minutos. Notaremos un alivio reparador al instante. Se pude repetir las veces que sea necesario.

Si pasados unos días no notamos mejoría, lo mejor será acudir al profesional de la salud para que valore nuestro estado, mientras tanto ambiente cálido, con cierto grado de humedad, alimentación cargada de frutas y verduras por sus vitaminas y minerales, de 2 a 3 litros diarios y ¡mucha paciencia!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: