Seguridad durante el paseo | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Seguridad durante el paseo

Si sales a la calle, hay algunos puntos que deberías tener en cuenta. En primer lugar está el sol. Deberías proteger a tu hijo de los rayos del sol, con una crema solar apropiada, con una sombrilla en el carrito y si fuera necesario un gorro o un pañuelo.

Es importante que no pase frío y que no se moje. Vístelo siempre teniendo en cuenta el tiempo que va a hacer (sobre todo, la cabeza, las manos y los pies deben ir abrigados).

A los niños mayores los deberías coger siempre de la mano y cuando no lo haces, intenta que vayan siempre por el lado de la acera que está más alejada de la calle. Al cruzar la calle, no lo hagas rápidamente, aunque puedas ver que no viene ningún coche. Tu hijo se tiene que acostumbrar lo antes posible a esperar en la acera y antes de cruzar mirar hacia la izquierda, hacia la derecha y otra vez hacia la izquierda para asegurarse de que no se está acercando ningún coche.

En primavera, seguramente vayas más a menudo a pasear o a pasar la tarde al parque. Pero no lo pierdas nunca de vista y si está en el columpio, sujétalo siempre bien, para que no se pueda caer. Tu hijo también debería jugar sólo en las zonas que estén adaptadas a su edad.
Después de un agradable y divertido paseo, deberías lavar siempre las manos y la cara a tu hijo cuando volváis a casa, ya que nunca puedes saber, qué es lo que ha tocado o metido en la boca.

Los padres a menudo no saben si su hijo está pasando frío o calor. Los recién nacidos suelen tener las manos y los pies algo más fríos, ya que la microcirculación todavía no funciona de forma óptima durante las primeras semanas. Por eso, que un recién nacido tenga las manos frías, no significa que el cuerpo esté frío. Lo mejor que puedes hacer, es medir de vez en cuando la temperatura mientras le cambias el pañal. Así te darás cuenta poco a poco, qué ropa es la más adecuada para tu pequeño. Toda temperatura entre 36,5 ºC y 37,3 ºC es totalmente normal. Si tu bebé tiene una temperatura más alta, le puedes quitar algo de ropa y tomarla después otra vez.