Semana 18 de embarazo de Embarazo - Semanas del Embarazo — Lets Family

Semana 18 de embarazo

semana 18 de embarazo

Semana 18 de embarazo del embarazo

Peso:

Tamaño:

Semana 18

En la semana 18 de embarazo estás a punto de comenzar a notar los movimientos de tu bebé. Cada vez se va haciendo más grande y ya puede que sus piernas o brazos choquen contra las paredes del útero. Estos primeros movimientos son como un pequeño burbujeo o aleteo y pueden llegar a confundirse con gases o movimientos estomacales. Pero, tranquila, aunque no lo sientas aún, él se retuerce, rueda, da patadas y manotazos 🙂 Presta atención, seguro que pronto comienzas a distinguir esos movimientos.

Semana 18 de embarazo, evolución del bebé

En la semana 18 de embarazo tu bebé es ya capaz de escuchar lo que sucede a su alrededor: tus latidos cardíacos, que le acompañarán hasta que nazca, los movimientos sanguíneos a través del cordón umbilical, tu voz yo otros sonidos que le llegan del exterior. Esto es posible gracias a que se está desarrollando la zona cerebral que activa los sentidos.

Además, durante esta semana el esqueleto está dejando atrás su composición cartilaginosa para dar paso al hueso que se forma mediante los llamados centros de osificación. Sus vasos sanguíneos aún son visibles a través de su piel y es posible que ya la vesícula biliar comience a funcionar.

¿Sabes que ya puede bostezar?

Es la novedad de la semana, es impresionante cómo pueden desarrollar ciertas capacidades :-O

Durante estos días el sistema nervioso de bebé está madurando rápidamente y sus nervios comienzan a cubrirse con una sustancia llamada “mielina”. Esta sustancia permite que los mensajes de una célula nerviosa a otra se aceleren, formando conexiones más complejas y permitiendo que sus movimientos se perfeccionen hasta el punto de poder juntar sus manos, jugar con el cordón umbilical o chuparse el dedo. Sí, comienzan a chuparse el dedo ya durante el embarazo 🙂

Su sistema digestivo sigue madurando, el bebé traga líquido amniótico que pasa al estómago y los intestinos. Este líquido, junto con las células muertas formarán el meconio. La primera “caquita” de tu bebé, una sustancia negra poco atractiva que aparecerá en el cambio de su primer pañal.

Semana 18 de embarazo: Síntomas y cambios en la madre

En la semana 18 de embarazo aunque ya no sientas náuseas, puedes experimentar mareos o vértigos. Esto es debido principalmente, a que tu sistema cardiovascular está sufriendo cambios drásticos y, como consecuencia, puede que la presión arterial sea más baja durante este trimestre.

Dolores de espalda

El aumento de peso y que tu útero en crecimiento hace que cambie tu centro de gravedad, provoca que tu espalda se resienta. También es culpable de los dolores la hormona del embarazo, que causa que tus ligamentos se relajen, haciendo que se aflojen las articulaciones.

Calambres en las piernas

Otro de los síntomas típico de la semana 18 son calambres en las piernas. Muchas embarazadas los sufren mayoritariamente por la noche. Los calambres pueden ser un signo de deshidratación, es muy importante que bebas mucha agua para mantenerte hidratada.

Venas varicosas

La presión adicional que está soportando tu sistema circulatorio provoca que aparezcan las varices. Intenta no permanecer mucho tiempo en la misma posición, haz ejercicio y no lleves ropa y zapatos muy ajustados.

Mareos

En esta semana puede que, debido a la expansión de los vasos sanguíneos, la presión arterial sea más baja, produciendo que sufras mareos. Intenta no cambiar de postura muy rápido y siéntate cuando notes que empiezas a marearte.

Hinchazón de pies

Es un síntoma muy común en el segundo trimestre y que se intensifica en el tercero. Se debe ( de nuevo)  a que la hormona del embarazo relaja los ligamentos de los pies y provoca que se hinchen. Agua fría y pies en alto es la mejor solución. Más un poco de mimos :-), ¡Ideal!

Como apuntábamos más arriba, en la semana 18 tu bebé es cada vez más perceptivo, por lo que te aconsejamos que comiences a llevar a cabo la estimulación prenatal, está demostrado que obtiene muy buenos resultados. Puedes acercar a tu abdomen una melodía relajante, lo percibirá y seguramente reaccionará ante ella.

También es importante que lleves una dieta rica en ácidos grasos omega-3, estos ayudan al desarrollo del sistema nervioso del bebé. Los pescados como el salmón son ricos en este nutriente, también el brócoli y las nueces.
¡A por la semana!

TODAS LAS SEMANAS

5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40