Semana 29 de Embarazo - Semanas del Embarazo - Lets Family

Semana 29 de embarazo

semana 29 de embarazo

Semana 29 de embarazo del embarazo

Peso: 1.000 - 1.600 gr

Tamaño: 31,5 - 40 cm

Semana 29 de embarazo

En la semana 29 de embarazo estás de lleno en el séptimo mes, ¿Cómo te sientes? Seguramente tendrás días buenos y no tan buenos, es algo intrínseco al embarazo. Los estado de ánimo van variando como si de una montaña rusa se tratara. Tranquila, es temporal, no te vas a emocionar tanto y con tanta facilidad después de dar a luz, las hormonas dejarán de hacer de las suyas y todo volverá poco a poco a la normalidad 🙂

Semana 29 de embarazo, evolución del bebé

En la semana 29 de embarazo tu bebé es aún muy pequeñito pero su cerebro ya consigue hitos importantes. Uno de ellos, ser capaz de regular la temperatura corporal. Continúa muy activo, dando patadas, golpes y moviéndose de aquí para allá. Algunas veces hasta puedes llegar a sentir dolor bajo las costillas y en la parte inferior del abdomen.

En esta semana sus pulmones y músculos siguen madurando y su cabeza crece dejando espacio al cerebro para desarrollarse.

¡Una curiosidad! Tu bebé orina medio litro diariamente en el líquido amniótico, que es reemplazado varias veces al día. También sorprende que sus encías, en dónde aparecerán sus primeros dientes de leche, ya se han formado y que sus ojos pueden empezar a moverse en las cuencas.

Además, en esta semana su esqueleto empieza a endurecerse por lo que necesitará mucha vitamina C, ácido fólico y, sobretodo, hierro. Sus huesos están absorbiendo mucho calcio, para que tenga suficiente, es conveniente que consumas alimentos ricos en él como yogur, queso, leche.

En la semana 29 de embarazo, el peso de tu bebé está, aproximadamente, entre 1.000 -1.600 gramos y lo más probable es que durante los dos meses y medio que quedan, duplique su peso actual.

Semana 29 de embarazo: Síntomas y cambios en la madre

Como te adelantamos más arriba, en la semana 29 puedes notar muchos cambios hormonales. Cuidando tu alimentación, haciendo ejercicios de relajación y andando 30 minutos diario te sentirás mejor.

Síntomas como la acidez y el estreñimiento pueden acentuarse ahora más que nunca. Lo que ocurre es que la progesterona relaja el tejido muscular del tracto intestinal causando que se retrase la digestión. Como consecuencia: gases, ardor y estreñimiento. ¡Toda una fiesta!

Te aconsejamos que comas mucha fibra (presente en la fruta, las verduras y los cereales integrales) para evitar los problemas de estreñimiento y hemorroides y para protegerte del frecuente constipado de las embarazadas.

A la fiesta pueden unirse el dolor pélvico -la zona empieza a soportar cada vez más peso- y, como consecuencia del aumento de volumen,aparece la presión en la vejiga y la micción frecuente.

¿Ya has elegido a la persona que te acompañará durante el parto?

Es una decisión totalmente personal y que puedes confiarle a otra persona que no sea el padre. Hay papás que se ponen muy nerviosos, se marean al ver mucha sangre o que piensan que les vas a superar el momento, siendo incapaces de estar al 100% de energía que requiere la situación. Por lo que, si te vas a sentir mejor con tu madre, hermana/o, o una amiga/o porque sabes que te va a ofrecer el apoyo moral necesario, adelante, no serás ni la primera ni la última. Eso sí, es muy importante que la persona que te acompañe tenga conocimiento de tu plan de parto.

En la semana 29 puedes empezar a pensar si vas a donar o no la sangre del cordón umbilical. Se ha descubierto que la sangre del cordón umbilical contiene células madre. Éstas células son beneficiosas para personas que tienen la médula ósea enferma, como los pacientes de leucemia. En el momento del parto se recoge la sangre del cordón y no existe riesgo ni para la madre, ni para el bebé.

¡Al momento más especial de tu vida puedes añadirle una píldora de solidaridad!

TODAS LAS SEMANAS

5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40