Semana 36 de embarazo — Semanas del Embarazo - Lets Family

Semana 36 de embarazo

semana 36 de embarazo

Semana 36 de embarazo del embarazo

Peso: 2.050-2.800 gramos

Tamaño: 37,8 - 49 cm

Semana 36

En la semana 36 de embarazo puede que algunos miedos vayan desapareciendo, el temor ante un parto precoz va quedando más lejos.  El proceso de madurez neurológica del bebé continúa, pero aún es un feto prematuro, y si naciera tendrían que seguir el protocolo que se aplica en estos casos. Sin embargo, a estas alturas, las posibilidades de sobrevivir son altísimas.

La barriga ya es la protagonista en cualquier situación y familiares y amigos esperan el momento muy ilusionados.

Semana 36 de embarazo, evolución del bebé

En la semana 36 el bebé sigue aumentando de peso, más o menos unos 30 gramos. Debido a la grasa depositada en las mejillas y los mofletes, la cara del bebé va cambiando de aspecto, redondeándose y asemejándose mucho a la de un recién nacido. Esa acumulación de grasa también está formando hoyuelos en codos, rodillas y pliegues en las muñecas. Durante la semana 36 ya habrá acumulado la grasa necesaria para protegerse del frío cuando nazca.

A través de la placenta se va inmunizando ante algunas enfermedades y los huesitos de su cabeza ya están formados aunque aún son blandos para que pueda pasar por el canal de parto.

En esta semana empieza a perder el vello que le recubre poco a poco, sus uñas le empiezan a crecer y  el líquido amniótico se va equilibrando.

¡Una curiosidad! ¿Sabías que el bebé orina dentro del útero? Es algo que sorprende a muchas embarazadas, pero sí, el bebé elimina lo que no necesita a través de la orina.

Semana 36 de embarazo: Síntomas y cambios en la madre

En la semana 36 notarás que ya no tienes tanta hambre y que realizas pequeñas comidas ligeras y frecuentes, en vez de copiosas comidas porque te sientes llena muy pronto.

Puede que comiences a sentir las contracciones de Braxton Hicksb sean más intensas con dolores muy semejantes a los cólicos de la regla pero no tan intensas, ni frecuentes y dolorosas como las de parto.

Es probable que aumente tu flujo vaginal y que sufras de estreñimiento. Para evitarlo bebe bastante agua y no consumas muchas grasas.

En esta semana habrás notado que has perdido mucha agilidad, te cuesta más andar, subir y bajar escaleras, bailar o jugar -si tienes- con tus otros hijos. No te preocupes, ¡ya no queda nada para el gran momento!

En las revisiones médicas de esta semana, es posible que el médico examine el cuello del útero en busca de señales de borrado (adelgazamiento) y dilatación (apertura) para ver en qué posición está el bebé. A partir de ahora, el médico puede también realizar monitorizaciones, mediante las cuales tiene controlados el latido del corazón del bebé y las contracciones de tu útero. Como el feto se va desplazando hacia la región pélvica, vas a poder respirar con mayor facilidad. Eso sí, la presión sobre la vejiga será mayor. No te avergüences si tienes leves pérdidas de orina al reírte mucho o al toser o al estornudar.

La semana 36 es una buena semana para preparar tu Plan de parto. El Plan de parto es un documento que tienes que entregar en el hospital en el que vayas a dar a luz. En él, se incluyen una serie de requerimientos que quieres que sean respetados en tu parto.

Te dejamos alguno de ellos (según el hospital algunos podrían no estar permitidos):

  • Que se respete la evolución natural del parto
  • No se administre medicación que lo altere ni para aliviar el dolor
  • Que no se rompa la bolsa de agua artificialmente
  • Que se te deje pujar instintivamente sin dirigirlo y en la postura que te encuentre más cómoda
  • Hay que respetar piel con piel el máximo tiempo posible
  • No se corte el cordón hasta que haya dejado de latir y que sea el papá quién lo corte     

¡Ánimo y a por la semana!

TODAS LAS SEMANAS

5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40