Semana 37 de Embarazo - Las Semanas del Embarazo - Lets Family

Semana 37 de embarazo

semana 37 de embarazo

Semana 37 de embarazo del embarazo

Peso: 2.200-3.000 gr

Tamaño: 39,7-51 cm

 Semana 37

¿Recuerdas cuando supiste que estabas embarazada? Entonces el parto te parecía lejano, pero…¡Ya has llegado a la semana 37 de embarazo! Estás en la recta final 🙂 y ya las cosas se sienten de otra manera, sabes que ya queda muy poquito para conocer a tu bebé y empiezas a ponerte algo más nerviosa. Seguramente tendrás la bolsa del hospital preparada por si hay que salir rápidamente, además de una lista interminable de cosas que tienes que hacer antes del día más importante de tu vida.  Paciencia, ya verás que todo queda solucionado.

Semana 37 de embarazo, evolución del bebé

En la semana 37 el bebé ya tiene las condiciones óptimas para la vida fuera del útero,  sus órganos están preparados para funcionar de manera independiente. Si naciese en esta semana ya no sería un bebé prematuro. Esto alivia el estrés de muchas embarazadas ante el miedo de dar a luz antes de tiempo.

El bebé ya responde a la luz, la ve y es capaz de girarse hacia ella. La pared del útero está cada vez más estirada, permitiendo que entre más luz hacia el interior, por lo que el bebé es capaz de desarrollar ciclos diarios de actividad basados en la noche y el día.

El sistema digestivo está preparado para comenzar a ingerir leche materna o artificial. La grasa sigue acumulándose en su cuerpecito y practica la inhalación y exhalación del líquido amniótico. Además, comienza a deshacerse el lanugo, vello corporal que apareció en las primeras semanas de gestación para proteger al bebé.

En la semana 37 ya está preparado para respirar. La cortisona se está produciendo de forma natural para ayudar a los pulmones de tu bebé a respirar aire de forma independiente.¡Está casi listo para salir!

Se habla mucho de la posición del bebé en esta semana, pero la realidad es que, depende del caso, puede que esté ya colocado en posición cefálica (cabeza abajo) y encajado en la pelvis de la madre, si es así notarás presión en esa zona y la barriga más baja y hacia afuera, o no estarlo aún, por lo que, la barriga estará más alta y la presión la notarás más arriba.

También puede que el bebé se sitúe en posición podálica, colocado en el canal de parto de nalgas. Se da en muy pocos embarazos y actualmente termina en cesárea, aunque hace años en España se llevaba a cabo con parto normal.

Lo más habitual en esta semana es que tengas cita para monitores. En esta consulta lo que analizan es la vitalidad del bebé, los latidos de corazón y la presencia o ausencia de contracciones. Tumbada en una camilla, te colocarán una cinta alrededor de la barriga con un dispositivo conectado a un aparato que va volcando en papel toda la información. ¡Es súper emocionante escuchar a esas altura el corazón de tu bebé!

Semana 37 de embarazo: Síntomas y cambios en la madre

La mayoría de las embarazadas en la semana 37 confiesan que tienen más antojos que en las anteriores. Lo chocolates, dulces o la comida salada es por lo que más se decantan. Recomendamos tomarlos (con moderación) ya que a estas alturas del embarazo, algo tan rico alegra el día 🙂

Puede que estés más irritada y sensible, no te preocupes, esto se debe a los múltiples cambios hormonales de esta última etapa. Incluso puedes sufrir algo de insomnio y mucha incomodidad debido al gran volumen de la barriga.

Si tu bebé ya está colocado notarás que la zona de la pelvis se abre, sentirás un dolor por la parte baja de la espalda muy parecido al de la regla y al caminar, tendrás más presión en esa zona.

Tus pechos y pezones están ya más sensibles y abultados, pues se están preparando para la lactancia, puede incluso que en semanas posteriores  segregues calostro.

En la semana 37 de embarazo tendrás una de tus últimas cita con el ginecólogo en la que analizará varios aspectos:
La posición del bebé, peso y medidas en la ecografía del tercer trimestre, te harán un análisis de sangre para comprobar que estén en orden los niveles de hierro y te harán la prueba del estreptococo.

La prueba del estreptococo se trata de un análisis del flujo vaginal y anal para comprobar si existen bacterias, hongos o microorganismos. Si diese positivo, durante el parto te administrarán antibiótico para que cuando el bebé pase por el canal del parto no se infecte.

En esta semana es importante que sepas detectar las señales de parto:

Expulsión del tapón mucoso:

Es un flujo grueso y espeso que va acompañado de algo de sangre. Al dilatarse el cuello del útero este tapón que lo ha mantenido sellado se expulsa. La función del tapón es bloquear el cuello del útero para que no ingresen bacterias o microorganismos que contaminen al bebé.

El cuello del útero

Se prepara para abrirse es lo que se llama la dilatación y se mide en centímetros, el canal tiene que llegar hasta diez centímetros para que pueda salir la cabecita del bebé.

Contracciones:

Te darán dolores tipo cólico de regla desde la cadera hacia al abdomen. La barriga comienza a ponerse dura y floja. Estos dolores suelen comenzar por la tarde noche y cada vez se hacen más frecuentes. Las contracciones comienzan cada media hora y cuando ya estás a punto de dar a luz son tres contracciones cada tres minutos, un minuto de contracción y dos de descanso.

Romper agua

Otra señal muy característica es la pérdida de líquido amniótico que va cayendo poco a poco o cuando “rompes agua”, que se trata de una pérdida de líquido más abundante.

¡Ánimo ya estás muy cerquita, descansa y duerme todo lo que puedas!

TODAS LAS SEMANAS

5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40