Semana 40 de embarazo de Embarazo - Semanas del Embarazo — Lets Family

Semana 40 de embarazo

semana 40 de embarazo

Semana 40 de embarazo del embarazo

Peso: 2.650 - 4.000 gr

Tamaño: 41,5 - 56 cm

Semana 40

En la semana 40 del embarazo el contador se ha parado, ya está todo listo para el gran momento. Tu bebé apura las horas dentro del útero acumulando los últimos gramos antes de nacer. Cualquier día de esta semana te pones de parto y, sin que te des cuenta, ¡Ya está aquí! Como se suele decir: “que sea una horita rápida”. Aprovecha para tomarte el último tiempo para ti, duerme, escucha música, hazte un masaje, ve a la peluquería, vete de cena romántica con tu pareja…

Semana 40 de embarazo, evolución del bebé

En la semana 40 de embarazo, estarás más que vigilada, te realizarán una ecografía para ver el bienestar del bebé; sus movimientos, el ritmo cardíaco y el estado de la placenta, (ésta aún le transmite al bebé los anticuerpos necesarios para combatir las infecciones que pueda coger fuera). Medirán el cuello del útero y controlaran si tienes contracciones.

Normalmente si no se desencadena el parto en la semana 40 de embarazo el ginecólogo puede tomar dos decisiones -según el caso-, si todo marcha bien, esperar hasta la semana 42, pero si hay algún tipo de inconveniente o riesgo, se programará un parto inducido.

Cuando llegue el gran momento, es importante que sepas que al bebé le realizarán el test de APGAR. Este test lo llevan a cabo los pediatras el primer minuto de vida del bebé.  Consiste en comprobar la respiración, frecuencia cardíaca, reflejos, tono de la piel y muscular. Le asignarán una puntuación del 1 al 10 y se lo vuelven a repetir 5 minutos después. Es una prueba para saber de inmediato el estado físico de un recién nacido y para poder asistirle rápidamente si lo necesitase.

Otro dato que debes conocer es que todos los bebés al nacer pierden algo de peso y que lo irá recuperando días después.

Semana 40 de embarazo: Síntomas y cambios en la madre

En la semana 40 de embarazo ya tienes todo súper preparado: La cuna hecha con su sabanitas, la silla del coche colocada, las maletas listas, la bañera montada con todas las cremitas necesarias preparadas… Y, ¿Ahora qué? ¡Pues a esperar!

Como estarás muy incómoda para ir al cine, puedes montártelo en casa, mira tus películas o series favoritas, lee alguna revista, habla por teléfono con alguna amiga que no veas frecuentemente. No te aconsejamos que leas un libro porque no te va a dar tiempo a terminarlo 🙂 En definitiva, intenta desconectar de tu “estado” durante unas horas porque si no, la espera se volverá muy aburrida y desesperante.

Te aconsejamos que si empiezas a notar que el parto se acerca no comas abundantemente, puedes sentir náuseas e incluso, vomitar. Sin embargo, es recomendable que bebas agua, zumo de frutas o comas un poco de chocolate.

Te dejamos algunas consideraciones que debes tener en cuenta tras el parto y de las que pocas veces se habla:

  • Tras la euforia, emoción y alegría del parto comenzarás a sentir dolores y cansancio. Has hecho un esfuerzo increíble y el cuerpo, lógicamente, se resiente.
  • Puede que no sientas amor a primera vista, date un tiempo para vincularte emocionalmente con tu bebé.
  • El abdomen no vuelve a su lugar hasta un mes o dos después del parto.
  • Sufrirás los “entuertos” que son contracciones que ayudan a que el útero vuelva a su posición inicial. Suelen desaparecer a los 5 – 6 días.
  • Después del parto se produce un sangrado, los llamados “loquios” que pueden durar toda la cuarentena.
  • La lactancia materna ( si es tu opción) no es fácil al principio. Cuesta que el bebé se agarre al pezón, que tú cojas la postura más cómoda y causa molestia o dolor. No te desanimes, los dos tenéis que aprender a hacerlo, en unos días la cosa irá mejor, es como montar en bicicleta.
  • Al tercer día es probable que comiences a sentir tristeza, ganas de llorar, angustia y decaimiento. Se debe a varios factores: a un bajón fuerte de hormonas, al cansancio, dolor y sueño después del parto, al miedo de no saber cómo cuidar al bebé, al cambio radical de vida y hábitos. Es lo más normal del mundo, se llama “baby blues” y lo sufren muchas madres. Se diferencia de la depresión post parto en que dura menos tiempo, aproximadamente unos 15 días, aunque puede llegar a un mes.

Una última cosa: los bebés lloran: por hambre, por sueño, porque quiere estar cerca de ti, porque está aburrido…no te agobies porque no pasa nada.

¡Vamos!, Tú bebé está completamente preparado para salir al mundo, está deseando conocer a sus papás, abuelos, tíos, primos…Todos le esperan con muchas ganas 🙂

TODAS LAS SEMANAS

5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40