¿Son saludables los helados? | LetsFamily
embarazo
¿Son saludables los helados?
Actualidad

¿Son saludables los helados?

¿De qué están hechos?

En líneas generales, podemos hablar de dos tipos de helados:

  • Helados cremosos: pueden ser de crema (8% de grasa de origen lácteo) o de leche (al menos 2,5%). Contienen agua, leche y sus derivados, azúcar y grasas. Además, según el sabor, pueden llevar huevo, chocolate, frutos secos…
  • Helados de agua (polos, sorbetes granizados). Básicamente llevan agua, azúcar y colorantes.

¿Son sanos?

Los de agua realmente no aportan nada a la alimentación. De hecho, serían equiparables a un refresco azucarado. Los helados cremosos sí podrían considerarse un buen alimento, pero con matices.

  • Tienen muchas calorías: Una ración de helado aportaría entre 100 y 300 calorías, más o menos el 20% de las que necesita un niño al día. Por lo tanto, tomar un helado como postre podría suponer una ingesta calórica excesiva. Si nuestro hijo tiene problemas de sobrepeso habría que controlar el consumo.
  • Demasiado azúcar: Dependiendo de la marca (en las heladerías artesanales ni siquiera podemos saberlo), podemos estar hablando de que un 30% de lo que consumimos es azúcar. Comiendo un solo helado estaríamos cerca de la cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la salud.
  • Mucha grasa: Con un helado de leche o crema alcanzaríamos el 20% de grasa recomendada en una dieta equilibrada.

¿Y cuáles son sus beneficios?

Obviando lo de que son deliciosos, los beneficios nutricionales de los helados serían los mismos que los de otros productos lácteos: aporte de calcio, proteínas de buena calidad, vitamina B2 y minerales como el fósforo.

Teniendo en cuenta los pros y los contras, los expertos consideran que un helado cada dos o tres días estaría bien, mientras que el consumo de polos de hielo debería ser ocasional, como el resto de alimentos superfluos.

Helados caseros

Si nuestro hijo es un auténtico fan de este manjar veraniego y nos lo demanda a diario, tenemos la opción de prepararlos en casa con los mejores ingredientes y controlando la cantidad de azúcar.

Por ejemplo, mezclando yogurt con plátano (también podemos añadir un poco de canela), obtendremos un delicioso helado de fruta sin nada de azúcar añadido.

Apúntate también esta receta de polos saludables de nuestro canal de youtube

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: