Suplementos vitamínicos: una ayuda sencilla para momentos complicados | LetsFamily
embarazo
Actualidad

Suplementos vitamínicos: una ayuda sencilla para momentos complicados

Lo recomendable, en cualquier etapa de la vida, siempre es que tengamos una alimentación variada, equilibrada y nutritiva, sin descuidar los momentos de descanso e intentando sacar tiempo para hacer ejercicio.

Pero también es cierto que hay momentos en los que las urgencias, las prisas y querer abarcar más, hacen que descuidemos lo verdaderamente importante.

Los tres primeros años de vida de los hijos, para los padres son agotadores. Las noches sin dormir, las idas y venidas al médico y a la guardería y en definitiva el encaje de bolillos que siempre supone lograr conciliar las necesidades familiares con las profesionales, suponen un desgaste extras para papás y mamás.

Sin embargo, la crianza y la educación de los hijos es una carrera de fondo, en la que es importante estar siempre a punto. Si atraviesas una etapa en la que no puedes prestar a tu alimentación la atención que merece, en la que duermes peor porque tu peque ha estado enfermo, o en la que tu trabajo requiere un esfuerzo extra por tu parte, busca tú también un apoyo añadido para poder llegar a todo sin que tu bienestar se resienta.

Para estos momentos en los que se nos pide un poco más, es buena idea que tomes algún tipo de complejo vitamínico o suplemento. Una opción puede ser Berocca Boost una combinación específica de vitaminas B, vitamina C, minerales esenciales y guaraná de origen natural que te ayudará a reducir la sensación de fatiga y a que tu rendimiento intelectual sea mayor.

Es importante que tú estés bien para que también lo estés tus hijos. Ahora más que nunca debes cuidarte, porque tu bienestar redundará en el de toda la familia.

Una buena alimentación es importante, pero también lo es que descanses. En esas épocas en las que dormir de un tirón parece una utopía inalcanzable, no esperes a ‘estar al límite’. Habla con tu pareja para poder regalaros algo de descanso. Podéis turnaros en el cuidado de los niños, o incluso pedirle a algún familiar o amigo que se quede con vuestros hijos, mientras algo de sueño durante el fin de semana. Los expertos aconsejan encontrar el equilibrio entre las horas que dedicamos al trabajo, al descanso y al ocio.