Jugar

Mejores juguetes para cada edad

¡Nada es más divertido que ver jugar a tu bebé! Con el correr de las semanas y los meses, sus juguetes se convierten en una puerta para explorar el mundo, para descubrir sus sentidos y para practicar nuevos movimientos y conquistas con su cuerpecito. Lo mejor es escoger juguetes que sean seguros, simples y adecuados al momento evolutivo de los bebés. Aquí te contamos cuáles son los más convenientes según su edad.

Las primeras reuniones de juego

Si tienes niños en edad preescolar, habrás notado cómo cada vez más su mundo se amplía y pasa a incluir a su grupo de pares, los amiguitos que conocen en el jardín de infancia, en el parque o en fiestas de cumpleaños. Puede ser que tu hijo comience a pedirte invitar a casa a sus amigos porque quiere pasar más tiempo con ellos. Las reuniones de juego con niños menores de 5 o 6 años dan mucho trabajo, pero son una oportunidad excelente para desarrollar sus capacidades sociales.

¿Nos vamos al parque? Estos son los beneficios de que los niños jueguen en ellos

Jugar al aire libre siempre es un placer para los niños, y prueba de ello es la sonrisa que aparece en sus caras cuando les anunciamos que vamos al parque.

Día de muñecos

La habitación de Sara estaba patas arriba. Poner algunas cosas en su sitio me ayudé a entender muchas cosas.

¿Cómo consigo que los hermanos jueguen?

Hay una serie de juegos más adecuados que otros, de cara a que los hermanitos jueguen y se relacionen de manera fluida.

Juguetes para el desarrollo del bebé

Para cada periodo del desarrollo del pequeño hay ciertos juguetes y juegos más adecuados que otros. Hoy te los mostramos y te damos ideas al respecto.

Llega el Carnaval. ¿Qué necesito?

Disfrazarse es mucho más que vestirse de pirata, caballero o princesa. Implica ponerse en la piel del otro y esto resulta muy positivo para expresar sentimientos y para desarrollar la empatía. No pierdas de vista a tus hijos cuando estén jugando. Obtendrás más información de la que piensas.

A montar el belén

Cada año buscamos una figura nueva para completar el elenco de ángeles, pastores, curtidores, herreros y demás artesanos, pero hay una pieza que se nos resiste. No hay forma de encontrar al malo del belén. Llevamos varios años detrás de Herodes y no hay forma. Así que, a la esperar de encontrar una figurita en condiciones, lo hemos hecho de plastilina.

Regalos bélicos

A mí también me encanta dedicar tiempo a seleccionar las historias que mis hijos leen, así como los muñecos y juegos, pero sin obsesionarme, porque pienso que ni es posible, ni es bueno, tenerlos en una urna de cristal.

¿Me estoy haciendo mayor?

Últimamente tengo la impresión de que estoy perdiendo facultades. ¡Ay! Con Sara no estoy como con Ángel. Pero claro, entre uno y otra han pasado diez años.
Permitir cookies