Teletrabajo y horarios flexibles para conciliar | LetsFamily
embarazo
Teletrabajo y conciliación familiar
Papás y mamás

Teletrabajo y horarios flexibles: los españoles quieren poder conciliar

¿Qué pedirían las familias españolas a las empresas y el Gobierno si supiesen que iban a ser escuchadas? La mayoría lo tiene claro: poder conciliar. Pero conciliar de verdad, es decir, poder atender a la familia – bebés, niños y mayores dependientes- y también las obligaciones laborales sin que ninguna de las dos áreas se resienta. Algo muy complicado de lograr cuando se pasan ocho horas diarias o más en la oficina. Sobre todo si ese horario no admite flexibilidad, termina muy tarde y el jefe exige que el trabajo sea presencial.

No es de extrañar que la mayoría de los españoles luchemos por tener unos horarios laborales que permitan conciliar la vida familiar. Se intenta ver una salida gracias al teletrabajo. Según el último informe emitido por Adecco, en España casi un millón y medio de españoles ya teletrabaja, pero es una cifra que crece muy despacio. Por eso las familias españolas reivindican principalmente tres demandas: horarios laborales que permitan cierta flexibilidad, la opción del teletrabajo y que el final de la jornada laboral no sobrepase las 18.00 horas.

¿Por qué decrece la natalidad?

Además, más de la mitad de los españoles considera que se reconoce muy poco, pública y legalmente, el papel que desarrolla la familia en la sociedad. Esta es una razón de peso por las que la natalidad no deja de caer en España, y es que para formar una familia se necesitan apoyos de los que no siempre se disfruta. Según los últimos datos del INE, España está registrando una de las tasas mas bajas de natalidad debido principalmente a la crisis económica.

Principales preocupaciones de los padres

Internet es una herramienta que ayuda mucho en el día a día, pero también hay que tener mucho cuidado, sobre todo en el caso de los más pequeños. Parece ser que las redes sociales son uno de los principales quebraderos de cabeza de los padres.

En muchas ocasiones pueden surgir sentimientos de culpabilidad por no poder poder pasar el tiempo suficiente con los hijos. las largar jornadas de trabajo en muchos casos no permiten atender al cien por cien necesidades tan básicas como poder pasar todas las tardes con tus niños jugando. Aunque lo cierto es que aunque sea poco a poco, gran parte de las empresas están empezando a trabajar en ello. Al final, ¡todos somos humanos y no máquinas!