Tiempo libre y viajes | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Tiempo libre y viajes

Durante el embarazo existen hábitos de vida muy recomendables como son el disminuir en lo posible el ritmo del trabajo y por supuesto el estrés en el mismo. Si no paramos un poco nuestra actividad, lo más probable es que nuestra placenta envejezca antes de lo normal con las repercusiones lógicas en el futuro bebé. Intenta frenar tu ritmo de vida. Ningún logro en la vida es tan importante como la salud de tu futuro hijo. Procura dormir por lo menos ocho horas por la noche y si es posible, una pequeña siesta después de comer. Relájate y disfruta del momento. Si eres aficionada al deporte y lo practicas con asiduidad antes del embarazo, el estar embarazada no es óbice para dejar de hacerlo pero con las limitaciones lógicas de tu estado.

Entre los deportes para embarazadas, la natación es muy recomendable. Evita deportes de contacto físico o que te lleven a situaciones límites de agotamiento. Hidrátate bien antes y después de realizarlos para reponer las posibles pérdidas que hayas podido tener. Nutre tu piel con cremas hidratantes, cuida sobre todo la zona abdominal ya que va a sufrir una gran transformación a lo largo de las semanas y también tus pechos ya que van a proporcionar a tu hijo el mejor alimento que pueda soñar. Masajea tus senos y da elasticidad e hidratación a tus pezones mediante por ejemplo el empleo de vaselina líquida estéril. Por otro lado si te encuentras bien y tienes en cuenta algunas cosas, no hay inconveniente para viajar durante el embarazo, unas pequeñas vacaciones te pueden relajar y animar.

Después de dar a luz es conveniente que practiques algo de deporte te vendrá bien para recuperar la línea y por otro lado te beneficiará mentalmente al poder desconectar de tus obligaciones diarias y poder compartir un rato con otras personas que te aporten aire nuevo a tu quehacer diario. A lo mejor encuentras una actividad interesante a la que puedas llevar también a tu bebé. Así estarás contenta y tu bebé podrá disfrutar de una mamá activa y equilibrada.

Pasados los primeros meses después del parto, si disponéis de tiempo, te recomendamos que realicéis un viaje. A tu bebé le dará igual a donde lo lleves, lo importante es que le acompañen mamá y papá. Si te decides, debes asumir que viajar con un bebé exige tener que renunciar a algunas cosas durante el viaje, tus horarios serán los de tu hijo y las actividades estarán limitadas a las horas en que tu bebé esté despierto. Es una forma de viajar diferente, pero reconfortante. Muchas mamás nos cuentan que desde que viajan con sus hijos disfrutan más del momento y no padecen la ansiedad de no saber cómo se encuentran al no tenerlos con ellos (aunque saben que si los dejaran con los abuelos por ejemplo, estarían perfectamente cuidados).

Un viaje familiaros puede ayudar a todos a salir de la rutina diaria. Tus hijos conforme van creciendo, necesitan compartir cada vez con vosotros más momentos y muchas veces la actividad diaria os priva de poder hacer cosas juntos o simplemente de poder conversar un rato. En un viaje puedes encontrar ese ambiente.

El hecho de tener un hijo no debe suponer tener que renunciar a nuestras aficiones. Hay tiempo para todo y si la pareja sabe compaginar sus aficiones con el trabajo extra que supone la llegada del bebé, seguro que a la larga todos salís beneficiados. Sepamos compartir y mostremos disponibilidad siempre entre la pareja para ayudarnos, el tener un hijo siempre es cosa de dos.