¿Todavía sin plan para San Valentín? ¡Toma nota! | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

¿Todavía sin plan para San Valentín? ¡Toma nota!

Regalar flores, bombones, perfumes o algún que otro capricho es lo más normal, aunque cada vez gustan más los planes para disfrutar en pareja, esos que hacen especial este día haciendo algo diferente, algo que a los dos gusta y sin complicaciones del tipo ¿qué le compro este año?

Existen muchas formas de celebrar San Valentín, aquí sólo vamos a repasar algunas pero seguro que echándole imaginación se te ocurren muchas más que podáis disfrutar los dos por igual.

Una escapada es siempre un acierto seguro. No es necesario que sea muy larga, un par de días en fin de semana son suficientes para desconectar y vivir alguna que otra aventura. Lo ideal sería ir sin los niños en caso de tenerlos, para que sirva de lazo entre la pareja. Hablar, caminar, comer o dormir, algo que hacemos todos los días, podemos convertirlo en una forma de complicidad entre ambos, disfrutando de cada instante sin preocupaciones, ni prisas. Para ello, no es necesario irse muy lejos, basta con una casa rural o un hotel con encanto en los alrededores de nuestra ciudad para respirar otro aire, y volver con las energías renovadas y el nexo de la pareja mucho más unido.

Si no tenemos tiempo de irnos un fin de semana entero, otra idea sería un spa en un hotel o balneario de nuestra ciudad donde relajarnos juntos. En esta fecha existen infinidad de posibilidades, que incluyen circuitos románticos, masajes en pareja o todo a la vez. Es un planazo para descargar tensiones y eliminar estrés, nos dejará relajados, con las pilas cargadas y nos servirá para compartir experiencias que no forman parte de nuestro día a día, al final en eso consiste, en que sea un plan nuevo que disfrutar juntos.

Una comida o cena romántica también es una apuesta segura. Igual que pasa con los balnearios, en esta fecha tan señalada los restaurantes se ponen las pilas para ofrecernos grandes planes para celebrar este día. Platos que se vuelven más románticos que nunca con alimentos que nos suben el “ánimo”, o simplemente menús especiales o degustación que son una auténtica fiesta para las papilas gustativas gracias a múltiples texturas, sabores, olores o formas. Si sólo tenemos una pocas horas de las que disfrutar de nuestra intimidad como pareja, una de estas cenas os encantará, pero si disponéis de un poco más, esta cena puede convertirse en un fiesta si decidimos hacerla más especial en locales especialmente pensados para ello, que incluyan un espectáculo después de la cena, o un baile con orquesta en directo, donde relajarnos con una copa, y disfrutar de la música y el baile.

Pero no todas las parejas en las que hay niños pueden permitirse salir de casa sin ellos, así que para los que les encanta disfrutar en familia de todos los eventos, ¿por qué no un plan todos juntos? Ya sabemos que este tipo de planes siempre suele beneficiar a los más pequeños, pero puede ser la excusa perfecta para sentirnos todos un poco como ellos, como niños. Un teatro en el que reír juntos, un cuentacuentos en el que emocionarnos, o un concierto en el que bailar toda la familia, pueden ser también grandes planes muy divertidos para todos. Al final de lo que se trata es de disfrutar algo que normalmente no hacemos, eso lo hace mucho más especial y nos cargará de energía positiva. 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: