Vacunas combinadas e individuales | LetsFamily
embarazo
Actualidad Reciclaje Uncategorized

Vacunas combinadas e individuales

España es uno de los países que afortunadamente está a la cabeza mundial de la vacunación infantil, tanto en número de vacunas, obligatorias (ver cómo funcionan) como a nivel de población vacunada. En la actualidad nadie discute la eficacia de las vacunas que han logrado erradicar enfermedades tan graves como la viruela y estamos en el camino de eliminar la polio y el sarampión.

Las vacunas suelen proteger al niño en un porcentaje muy alto, estimulando su sistema inmune para que cuando el niño se ponga en contacto con el agente causal de una enfermedad de la que ha sido vacunado, su organismo actúe al poseer anticuerpos específicos que evitarán que el niño padezca dicha enfermedad.

Hoy en día, las vacunas de que disponemos son muy seguras y efectivas y provocan muy pocos efectos secundarios, que deberemos asumir dados los beneficios que nos reportarán a largo plazo. Podemos encontrarnos con algunos niños que presentan malestar general con hinchazón de la zona de inyección de la vacuna, fiebre y en algún caso, irritabilidad, sobre todo en los más pequeños. Estos síntomas son banales y desaparecen a las pocas horas precisando como único remedio un poco de frío en la zona de inyección y algún fármaco antiinflamatorio.

Muchas madres consultan a la hora de vacunar a su hijo, si estará en condiciones de recibir la vacuna. Si es tu caso, debes estar tranquila, pues las contraindicaciones de las vacunas son muy raras, solo se contraindicarán en caso de existir alguna alergia a alguno de los componentes de la misma, o bien que cuando tengamos que administrarla, el niño tenga un cuadro infeccioso agudo. A los pocos días del mismo, aunque estén tomando antibióticos ya podremos vacunarlos y por supuesto que los cuadros catarrales tan frecuentes en nuestro medio, no contraindican la vacunación.

El calendario actual es muy completo. Los plazos de vacunación son muy concretos y los profesionales de los centros de salud intentan hacerlos coincidir con los exámenes de salud de niño sano que realizan todos los pediatras, el único “pero” es que en algunos controles ponen 3 inyecciones, pero como los efectos secundarios son mínimos, merece la pena pasar por este trago.

En el calendario actual se está vacunando contra la hepatitis B, la poliomielitis, la difteria, el tétanos, la tos ferina, el Hemophilus tipo B, el meningococo C, el sarampión, la rubéola, la parotiditis, la varicela a los 11 años y el virus del papiloma humano a las niñas de 14 años. La Asociación Española de Pediatría y en concreto el comité asesor de vacunas está intentando que la vacuna de la varicela se administre gratuitamente a partir del año de vida y que entre en nuestro calendario la vacuna frente al neumococo, la cual ha demostrado en otros países su eficacia al disminuir de forma drástica dicha enfermedad.

En nuestro país y en la mayoría de Comunidades, los padres tienen que costearla si quieren ponérsela a sus hijos ya que la seguridad social solo la proporciona en casos muy concretos de pacientes con problemas de inmunidad, cardiópatas o pacientes de problemas pulmonares crónicos. Lo mismo sucede con la vacuna frente al rotavirus que administramos en los primeros meses de vida.

En la actualidad, aunque administremos muchas vacunas, éstas están contenidas en lo que llamamos vacunas combinadas que no son otra cosa que la asociación de varias vacunas que se inyectan en un solo pinchazo.