Los beneficios del yoga en el embarazo

Comentar: (0)

Compartir:

PLEASE SET ALT

Es esencial mantener el cuerpo activo durante la gestación. Pero, como es lógico, no se pueden realizar ejercicios de gran intensidad en este período. En este sentido, una opción idónea es el yoga para embarazadas. Una actividad que ayuda a las futuras mamás a tonificar sus músculos de manera relajada, sin tener que forzar el organismo. Existen tres vertientes básicas en esta disciplina, aunque se han desarrollado numerosas variedades, como la que ha sido especialmente adaptada para las mujeres que se encuentran en estado de buena esperanza.

La modalidad más extendida en el mundo es el Hatha Yoga (más información en http://es.wikipedia.org/wiki/Hatha_yoga), que se basa en el control de la respiración y que da mucha importancia a los ejercicios indicados para relajarse. Mediante una serie de posturas, que se llaman ásanas, esta variedad tiene como objetivo llegar al equilibrio para la meditación. Así, el Hatha Yoga es muy recomendable para las mujeres encinta, ya que les ayudará a encontrar el relax durante un período que suele estar lleno de miedos y dudas, como es la gestación.

Ejercicios de respiración

El control de la respiración es esencial tanto en esta disciplina como durante el parto. Por este motivo, el yoga para embarazadas ayuda a las mujeres a prepararse para el alumbramiento. Son, por así decirlo, ejercicios parecidos a los que se llevan a cabo en las clases de preparación al parto. Mantener el ritmo de su respiración permitirá a la futura madre dosificar sus esfuerzos durante el nacimiento del bebé y, por tanto, vivir un parto más sencillo. Y es que son muchos los beneficios que aporta el yoga a las mujeres encinta: mejora su elasticidad, mantiene a raya su peso, facilita el relax…

Las asiduas al yoga para embarazadas perciben una notable mejoría de su tono muscular, lo que las prepara de manera óptima para afrontar el duro trabajo del parto. Además, los ejercicios que se practican colaboran en el refuerzo del suelo pélvico. Por otro lado, las mujeres suelen padecer problemas circulatorios durante la gestación y el yoga puede ayudar a prevenirlos.

Las ventajas del yoga para las mujeres que van a dar a luz son numerosas, pero es fundamental ponerse en manos de profesionales para practicarlo. De esta forma, los expertos sabrán cómo adaptar las actividades al grado de gestación de las alumnas y no existirá riesgo alguno ni para las madres ni para los bebés.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
4

Average: 3.5 (2 votes)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados