¿Hasta cuándo es posible portear? » LetsFamily
embarazo

¿Hasta cuándo es posible portear?

Portabebés para cada etapa

Si bien hay portabebés que se venden como ideales desde el nacimiento hasta el fin del porteo (como el fular tejido o la bandolera de anillas), lo cierto es que seguramente te resulte más sencillo ir cambiando de sistema a medida que el bebé crezca y cambien sus necesidades. Para el recién nacido no hay nada tan práctico como un fular elástico. En cambio, los niños ya mayorcitos que disfrutan bajando a explorar y volviendo a subir, seguramente estén más cómodos con una mochila ergonómica o una bandolera, que no requieren tantos nudos.

Al frente, a la cadera, a la espalda

Los bebés pequeños suelen ir bien cómodos de frente, pegados al corazón de mamá o papá. Siempre recuerda mantener la curvatura natural de su espalda y las piernas en ranita para no forzar su cadera. Al crecer, los bebés mayorcitos pueden ir más cómodos a la cadera, donde tienen una visión privilegiada de sus alrededores. Y los niños de tres o cuatro años irán seguros y felices si los porteas a la espalda.

Un proceso gradual

Dejar el porteo no es algo que vayas a decidir de un día para el otro. Seguramente notarás que el peso de tu niño te impide portear por ratos largos, y que él tampoco quiere quedarse sujeto por mucho tiempo. Un niño de tres o cuatro años que ya camina, corre, salta, trepa y quiere jugar con otros niños, probablemente prefiera ir a pasear cogido de tu mano que amarrado a tu espalda.

¡Siempre es más fácil que en brazos!

De todas maneras, puedes portear por tanto tiempo como tú y tu niño lo deseéis. Siempre y cuando toleres su peso y respetes las posiciones ergonómicas de cada sistema, no os hará ningún daño el porteo. ¿Sigue tu hijo de cinco años pidiéndote que lo lleves en brazos después de una larga caminata? Portearlo es más fácil y más seguro que simplemente cogerlo. Su peso (que tal vez en esta etapa ronde los 20 kilos) se distribuirá en forma pareja por tu espalda y por tus hombros, dejándote además las manos libres. Probablemente con un niño de esta edad el porteo sea algo ocasional, pero aún podéis seguir disfrutándolo.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: