Cuidar de tu embarazo en las Fiestas

Comentar: (0)

Compartir:

Diciembre es un mes mágico donde revivimos año tras año la alegría de las festividades, los reencuentros con la familia y los brindis con los compañeros de trabajo. Sin embargo, como las fiestas de fin de año se prestan a los excesos, si estás embarazada has de poner especial atención en continuar cuidándote como siempre. 

Ello no significa que no puedas disfrutar, pero sí que debes tomar ciertos cuidados para protegerte a ti y a tu bebé.

No al alcohol

Ya sabes que debes evitar las bebidas alcohólicas durante el embarazo, puesto que el alcohol atraviesa la placenta y puede perjudicar seriamente a tu bebé. Si tu médico te lo permite, puedes mojarte los labios durante el brindis de Navidad, pero como nunca se sabe exactamente qué cantidad de alcohol resulta perjudicial para cada organismo, lo óptimo es abstenerte por completo. Existen otras alternativas para brindar, como zumos de fruta, bebidas gaseosas, etc.

Cuida tu alimentación

Mientras estés embarazada debes comer por dos. Esto significa cuidarte el doble y esforzarte en mantener una dieta equilibrada y saludable. Las fiestas se prestan a excesos en las comidas, a ingerir alimentos muy calóricos y no siempre sanos. Puedes darte algunos gustos sin caer en el atracón. Para ello, procura comer una cena liviana en tu casa antes de la reunión familiar, probar todo lo que quieras pero no repetir, y beber mucha agua durante las comidas para sentirte saciada con menos cantidad de alimentos.

No te olvides de tus medicamentos

Es posible que las Fiestas impliquen una alteración en tus horarios y en tu rutina: nos vamos a dormir a cualquier hora, salimos entre semana, nos despertamos más tarde… a veces viajamos a otro país para reunirnos con familiares y hasta los husos horarios resultan alterados. De cualquier modo, recuerda respetar la toma de suplementos vitamínicos, hierro y ácido fólico que te haya indicado tu médico.

Evita sobrecargarte de tareas

¿Eres de las que siempre invita a todos a casa para las Fiestas? Tal vez no sea la mejor idea si estás embarazada. Lo ideal es que descanses lo suficiente y no que te pases el día fregando los suelos, decorando la casa y cocinando para toda la familia. Aún si decides ser anfitriona, pide mucha ayuda. Por ejemplo, en lugar de ser quien cocine todo, pide a cada invitado que traiga un plato, y acepta toda la colaboración que te ofrezcan –para poner la mesa o lavar la vajilla, por ejemplo.

Precauciones en los viajes

Se puede viajar embarazada sin ningún problema. Claro que si se trata de un viaje largo, o si debes tomar un avión, deberías evitarlo si ya estás en la última etapa del embarazo. En cuanto a los desplazamientos en coche, recuerda utilizar siempre el cinturón de seguridad. Y evita conducir o permanecer sentada durante mucho tiempo.

Puede que también te interesen los siguientes artículos:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados