Hábitos para evitar el estrés durante el embarazo » LetsFamily
evitar estres en embarazo

Hábitos para evitar el estrés durante el embarazo

El estrés no es otra cosa que una respuesta fisiológica ante una situación que percibimos como de cambio o de mayor demanda/exigencia. Pocas situaciones en la vida de una mujer generan tantos cambios o son más exigentes que el embarazo. A eso debemos unirle las alteraciones hormonales que se dan durante la gestación, por lo que no es extraño que las embarazadas sufran ansiedad o estrés en ciertos momentos.

El secreto está en aprender a combatirlo, justo en el momento en que los síntomas empiecen a aflorar.

Cómo combatir el estrés durante el embarazo

Falta de concentración, negatividad, irritabilidad, problemas estomacales, incapacidad para concentrarse, migraña, pérdida de apetito… son muchas las señales que nos avisan de que algo no marcha bien y que, en este sentido, podemos estar comenzando a estresarnos más de la cuenta. He aquí una serie de consejos:

Respiración

El control de la respiración es esencial ante la ansiedad. Los cursos de preparación al parto te enseñarán a controlar tu respiración en los momentos clave del alumbramiento. También puedes acudir a clases de yoga y meditación, en las que te mostrarán técnicas específicas de relajación a través del ritmo de tu respiración.

No a los excitantes

Ya deberían estar alejados de tu vida durante el embarazo, pero te recordamos que el té, el café y, por supuesto, el alcohol y el tabaco incrementan tu malestar y nerviosismo.

Rutina

Mantener una serie de horarios lo más regulares posibles y programar de manera periódica actividades diferentes (salidas con las amigas, practicar deporte, ir a clases de pintura, dedicar una hora a la lectura…) te ayudará a mantener la mente libre de pensamientos potencialmente estresantes.

Deporte

Si tu médico no te lo ha prohibido, y siempre con su consentimiento, practicar deporte suave (natación, caminar…) te ayudará a relajarte y, asimismo, elevar tus niveles de dopamina.

Verbaliza tus miedos

Verbalizar y poner en ‘negro sobre blanco’ nuestros miedos y ansiedades nos ayuda a relativizar esos problemas. ¿Por qué no llevas un diario? Eso te ayudará a ver que las situaciones que te preocupan son, muchas veces, irracionales o exageradas. Del mismo modo, compartir tu ansiedad con los tuyos o con un/a especialista te ayudará a reducir los niveles de estrés.

Cuida tu dieta

Recuerda que los alimentos ricos en vitamina B te ayudan a elevar los niveles de serotonina, lo que te ayuda a relajarte.

Escápate

Aprovecha, en la medida que tu estado te lo permita, para escaparte, romper con la rutina y hacer cosas diferentes. Un viaje, una buena cena, una noche de cine, una actividad al aire libre… todo lo que rompa la monotonía del día a día puede ayudarte a liberar tensión.

¡Sorteamos una sillita de paseo Maxi - Cosi!