Los errores más comunes del postparto » LetsFamily
Errores comunes postparto

Los errores más comunes del postparto

El postparto es una etapa a la que solemos prestar menos atención de la que se merece porque en ese tiempo todas nuestras preocupaciones se centran en el recién nacido. Sin embargo, no puedes olvidarte de ti. Recuerda que para poder cuidar hay que cuidarse. Además, no se trata de seguir una larga lista de tareas para recuperarse del parto. Simplemente basta con evitar estos errores, muy frecuentes en el postparto.

Ponerse inmediatamente a dieta

Es uno de los errores más comunes: intentar recuperar la figura a las pocas semanas de dar a luz con dietas muy estrictas es muy frecuente entre quienes acaban de ser mamás. Sin embargo, poner en marcha este plan no solo te frustrará porque los objetivos son imposibles de cumplir -tu cuerpo necesita un tiempo para recuperar sus formas- sino que no resulta nada beneficioso para tu organismo. Comer de forma saludable siempre es buena idea, de eso no hay duda. Pero de ahí a iniciar una dieta severa hay mucha diferencia. Para empezar, si estás dando el pecho, los especialistas recomiendan aumentar las calorías consumidas por día ya que solo esta actividad consume unas 650 calorías diarias.

Volver a hacer ejercicio intenso al poco tiempo

No son pocas las mamás recientes que comienzan a hacer abdominales o se preparan para salir a correr pocos días después de llegar a casa con el bebé. Según los especialistas, en el postparto hay que evitar el ejercicio intenso, que no debe reanudarse al menos hasta pasadas seis semanas. Sin embargo, sí es recomendable pasear y cualquier otro ejercicio suave en el que no se fuerce el suelo pélvico, al que sí hay que prestar atención pero con ejercicios moderados hasta que se entrene y se refuerce.

No respetar la cuarentena

Retomar las relaciones sexuales antes de la llamada cuarentena tampoco es buena idea, según los ginecológos. La razón es que aún estará curándose la herida de la episiotomía, y por eso es más vulnerable a infecciones. En caso de que hayas tenido una cesárea también conviene esperar a que la herida esté curada para evitar problemas.

Olvidarse de las cicatrices

Una de las señales físicas más evidentes del postparto son las cicatrices en tu cuerpo, ya sean de cesárea o de episiotomía. Para que se curen sin dificultades y no nos den problemas tampoco a largo plazo, lo mejor es no olvidarse de algunos cuidados básicos como limpiar la zona sin frotar y secarla después muy bien para  que la humedad no impida la cicatrización.

No escuchar a tu cuerpo

Durante el postparto sentirás un aluvión de emociones nuevas, además de nervios, cambios de estado de ánimo, cansancio… Que todo eso sea normal no significa que no prestes atención a todo lo que te ocurre, sobre todo al agotamiento. Las semanas después del nacimiento del bebé son para recuperarse, y el descanso es fundamental. No lo tendrás fácil porque descansar teniendo un recién nacido en casa no es sencillo, pero procura que no todo el trabajo recaiga en ti.