Cómo puede tratarse la endometriosis » LetsFamily
embarazo

Cómo puede tratarse la endometriosis

¿Qué es la endometriosis y por qué ocurre?

La endometriosis es la acumulación de tejidos de revestimiento uterino en otras zonas del abdomen. Así como toda mujer en edad fértil acumula estas células adheridas a las paredes del útero durante su ciclo, y las expulsa una vez al mes con la menstruación, en la endometriosis el tejido queda adherido también a los ovarios, la vejiga, el recto u otros lugares del cuerpo. No se eliminan sino que se acumulan, lo que produce, principalmente, dolor pélvico, pero también puede provocar infertilidad.

En cuanto a las causas de esta enfermedad, se desconocen. Sí se sabe que existe un componente hereditario ya que suele darse en mujeres de la misma familia.

¿Cuáles son sus síntomas?

La endometriosis leve puede no tener síntomas. Sin embargo, la endometriosis media o aguda suele provocar dolor pélvico, en especial durante el período, ciclos menstruales irregulares o muy fuertes (con mucha cantidad de pérdida), dolor en las relaciones sexuales, al orinar o al ir de vientre, dolor en la pelvis o en la espalda en cualquier momento del ciclo.

Otro de los síntomas es la dificultad para lograr un embarazo. Muchas mujeres se enteran de que padecen endometriosis cuando, después de un año intentando concebir, el médico detecta la enfermedad mediante una ecografía trasvaginal o una laparoscopía.

¿Qué posibilidades existen para tratarla?

La endometriosis es una enfermedad crónica (no tiene cura), pero sí existen varias posibilidades de tratamiento. La terapia a seguir depende de varios factores, entre ellos tu edad, la gravedad del trastorno y tu decisión de tener –o no- hijos más adelante. En principio, para aliviar el dolor suelen funcionar los analgésicos recetados, así como en casos más severos las terapias hormonales (entre ellas, el suministro de anticonceptivos orales) pero no son compatibles con el embarazo.

¿Puedo quedarme embarazada padeciendo endometriosis?

Si tu caso es leve, seguramente no tengas problemas para quedarte embarazada. Sin embargo, en casos más severos puede que tengas dificultades para concebir. Una opción que mejora tus posibilidades de lograr el embarazo es la cirugía. El médico realiza una laparoscopía, y retira los tejidos acumulados sin tocar los órganos. Es probable que experimentes mucho alivio durante algunos años, y aunque después la enfermedad vuelva a surgir, esto te alcance para intentar quedarte embarazada. Otra posibilidad son tratamientos para la fertilidad, como la fecundación in vitro.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: