La ovulación | LetsFamily
embarazo

La ovulación

Probablemente, muchos hayamos oído hablar de la ovulación, pero no sepamos exactamente qué es. Quizás no nos lo hayamos planteado al oír “es que estoy ovulando”; “me duelen los riñones, igual estoy ovulando ya”, pero, ¿qué quiere decir todo esto?

La ovulación es un proceso que se produce en el cuerpo de la mujer. Es el viaje del ovario, desde que sale del ovario, hasta que se fecunda o es expulsado. Este ‘viaje’ comienza en los ovarios que liberan el óvulo. Éste sigue viajando hacia las trompas de Falopio hasta que llega al útero. Es en este lugar donde el óvulo puede ser fecundado por un espermatozoide. Si la fecundación no se produce, el óvulo sigue ‘viajando’ hasta expulsarse que es lo que comúnmente llamamos regla.

Este viaje se produce catorce días antes de la última menstruación y suele durar entre cinco o seis días. En estos momentos es cuando se tienen los síntomas.

En el cuerpo de la mujer tienen lugar dos cambios: el físico y el hormonal.

Por un lado, el cambio físico se puede ver en el flujo, que es más claro, elástico y resbaladizo. Asimismo, la temperatura basal, es decir, la temperatura que tiene el cuerpo en reposo (nada más despertarnos y antes de levantarnos) aumenta debido a la progesterona, hormona que influye en la nidación del posible embrión. Esta temperatura sube de 0.2º a 0.5 ºC.

El segundo cambio es el hormonal que produce un aumento de la libido. Con ello vemos lo inteligente que es el cuerpo: si quieres quedarte embarazada, justo en el momento de la ovulación, o sea, tus días más fértiles, también tienes más ganas de mantener relaciones sexuales.

Por otro lado, no todos los cambios que se producen son positivos. Por ejemplo, cuando la mujer está ovulando puede tener dolores en la zona abdominal y en el pecho, que suele aumentar un poco su tamaño. Otro de los aspectos negativos es el de las defensas, que se reducen bastante por lo que podemos contraer virus.

Si queremos concebir, este es el momento perfecto porque la hormona luteinizante( LH) aumenta, favoreciendo la ovulación.