Cómo evitar la dermatitis del pañal » LetsFamily
Dermatitis del panal

Cómo evitar la dermatitis del pañal

Se calcula que al menos uno de cada tres bebés padece la llamada dermatitis del pañal, una irritación de la zona de la piel en contacto con el pañal que puede llegar a inflamarse y escocer.

Se produce por una acumulación de factores, pero principalmente es la humedad de la orina y las deposiciones la que acaba provocando esa reacción en la piel de muchos bebés. Aunque no se trata de nada grave, conviene tratarla para evitar molestias al niño, que seguramente se quejará si no conseguimos que desaparezca la erupción.

La mayoría de los padres se preguntan cómo es posible que su hijo sufra la llamada dermatitis del pañal si lo cambian con frecuencia y los pañales que actualmente hay en el mercado absorben de manera bastante aceptable los líquidos. Sin embargo, lo cierto es que la piel del niño es mucho más fina que la del adulto, además de que la vejiga del bebé es muy pequeña y por eso la frecuencia con la que orinan puede ser muy superior a la del adulto, por lo que es posible que incluso cuando acabes de cambiarle el pañal, vuelva a orinar y no te percates de ello.

Pero cambiar con mucha frecuencia el pañal del bebé no es la única recomendación de los pediatras para evitar este tipo de dermatitis. Estos otros consejos también pueden ayudarte:

  • Si ves que la zona empieza a enrojecerse, procura dejarle con el culito al aire durante un rato. Seguro que le encanta la sensación, y de esa forma ayudarás a que esa parte se airee.
  • Usar una crema protectora también puede servir. Se aplican tras limpiarle bien y pueden ejercer de barrera además de que tienen funciones hidratantes que evitan que la zona se reseque.
  • Procurar secarle bien toda la zona antes de ponerle el pañal nuevo, tanto después de limpiarle como al sacarlo del baño.

En caso de que el bebé ya sufra la dermatitis del pañal será el pediatra quien indique el tratamiento más adecuado en cada caso. La razón de que debamos acudir al médico no sólo es tratar la erupción sino asegurarnos de que lo que le pasa al bebé es lo que nosotros creemos. Es posible que podamos confundir una dermatitis por roce o fricción, que ocurre cuando apretamos demasiado el pañal o usamos una talla inadecuada, o incluso una infección bacteriana con la llamada dermatitis del pañal. El médico nos sacará de dudas. Si se trata de la habitual dermatitis del pañal seguramente el pediatra recete una pomada con la que la irritación cicatrice y al mismo tiempo calme el dolor al bebé.