Cómo lidiar con las escoceduras del pañal

Comentar: (0)

Compartir:

Cómo lidiar con las escoceduras del pañal

A lo largo el primer año de vida del bebé, a casi todos los padres les toca lidiar con alguna escocedura o dermatitis del pañal, una situación que no es grave, pero sí puede ser muy molesta para nuestro peque. Explicamos por qué se producen y cómo podemos prevenirlas.

¿Cómo son?

Se aprecian porque nuestro bebé presenta una o varias zonas de las que cubre el pañal enrojecidas e irritadas. Puede tener muchos granitos pequeños o manchas rojas que pueden hincharse en los casos más graves. Se suelen localizar alrededor de los genitales o en la zona de la espalda.

¿A qué se deben?

Entre las causas más frecuentes se encuentran:

  • Una reacción a los pañales: Nuestro bebé puede ser sensible a alguno de los productos  químicos que llevan los pañales. En concreto, la parte de plástico por la zona de la espalda o de las gomas de la entrepierna suelen ser las zonas más conflictivas. Podemos ir probando marcas diferentes hasta que demos con la que viene bien a nuestro bebé (en este sentido, las canastillas que nos regalan muestras de diferentes marcas de pañales nos pueden facilitar mucho la vida). Del mismo modo, aunque vengamos usando una marca concreta, de pronto puede provocarle reacción a nuestro bebé y habrá que cambiar de pañal igualmente. En el caso de los pañales de tela, el peque puede tener sensibilidad al detergente utilizado para lavarlo o, por ejemplo, a las toallitas que usamos cuando los cambiamos. No hace falta que nuestro peque sea alérgico a los químicos del pañal; el simple roce continuado puede irritar una piel tan sensible como la suya, sobre todo en los meses de calor cuando hay sudor de por medio.
  • Sus propios excrementos: Hasta el pañal más absorbente deja algo de humedad en la piel del peque.  Cuando la orina se mezcla con las bacterias de las heces se crean elementos que pueden irritar la piel. Por eso los niños que defecan muy frecuentemente o suelen tener diarrea también sufren más las irritaciones del pañal. Los alimentos nuevos, sobre todo algunas frutas, pueden provocar evacuaciones más frecuentes y cambian la composición de las heces, lo que también podría producir dermatitis del pañal.
  • Infección bacteriana: El área del pañal es cálida y húmeda, caldo de cultivo para que las bacterias que se alojan en las grietas y los pliegues de la piel del bebé provoquen una infección. Los antibióticos (tanto si los toma el peque como si pasan a él a través de la leche materna) también pueden producir un aumento de las infecciones por hongos.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

Un culito limpio y seco es la mejor protección para evitar este problema. Cambia al bebé frecuentemente, preferiblemente lavándolo con agua y jabón o toallitas sin químicos ni perfumes, incluso aunque esté dormido.

En caso de irritación, usa una crema que haga de barrera entre los excrementos del bebé y su piel e intenta dejarlo con el culito al aire el mayor tiempo posible.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies