Cómo prevenir una caída del bebé durante el cambiado » LetsFamily
Cómo prevenir una caída del bebé durante el cambiado

Cómo prevenir una caída del bebé durante el cambiado

A veces, un pequeño descuido cuando estamos haciendo el cambio de pañal puede ser suficiente para que se produzca una caída del bebé. ¿Cómo podemos prevenirlo?

Adelántate a la situación de peligro

En el caso de bebés muy pequeños, posiblemente te parezca que es imposible que el recién nacido se caiga desde un cambiador tan grande –vamos, que aún no puede voltear su cabecita. Pero recuerda: tu bebé no dará aviso cuando empiece a voltearse o a rodar. Y si te habitúas a cambiarlo en un sitio alto o poco seguro, cuando conquiste ese movimiento lo hará de improvisto, y puedes terminar por enterarte de la peor manera.

Utiliza los arneses de seguridad

A la hora de adquirir un cambiador, busca un modelo que cuente con los elementos básicos de seguridad, como correas o arneses para sujetar al bebé. De nada sirve que el cambiador sea seguro si no empleas a conciencia estos elementos. Asegúrate de que también los abuelos y la canguro (o cualquier persona que permanezca con el bebé) sepa sujetarlo bien cada vez que le cambia el pañal.

Ten todos los elementos a mano para evitar una caída del bebé

Cuando hablamos de que los accidentes se producen en un descuido, obviamente no nos referimos a que papá mire su partido de fútbol y olvide al niño sobre el cambiador. Simplemente basta un momento donde nos giramos a coger un pañal o nos alejamos para buscar la toallita para el culete… Por eso, antes de cambiar al bebé asegúrate de tener todo lo necesario al alcance de tu mano, incluyendo una muda de ropa en caso de que haya “derrames”.

En casos peligrosos, mejor optar por lugares bajos

Hay bebés que permanecen muy tranquilos durante el cambiado. Y claro, ¡también están esos chiquillos que se retuercen como si estuviesen poseídos! Si tu hijo está pasando por una etapa en la que odia cambiarse y se mueve demasiado, es mejor cambiarlo en un sitio lo más bajo posible (incluso el suelo de ser necesario) Sabemos que resulta fatal para la cintura, pero es preferible ese esfuerzo a que el pequeño inquieto se caiga.

Y si ocurre una caída del bebé…

Esperemos que nunca te pase, pero si tu bebé llegase a sufrir una caída desde su cambiador (o desde cualquier lugar relativamente alto) es importante que conozcas los signos de alarma –pérdida de conocimiento, una pupila más dilatada que la otra, etc. Asegúrate de que todos los cuidadores sepan cómo actuar si se produce una caída del bebé y que los números de emergencia estén bien a la vista. Y ten siempre en casa un botiquín de primeros auxilios bien provisto.