Cuándo cambiar la talla del pañal

Comentar: (0)

Compartir:

En el mercado existen diferentes tallas de pañal, indicados para bebés desde recién nacidos (también los hay para prematuros) hasta niños mayores que pronto podrán controlar los esfínteres. Si bien las diferentes marcas comerciales ofrecen indicaciones basadas en el peso del bebé, a veces no resulta fácil dar con la talla justa ni mucho menos, saber cuándo conviene cambiarla. Aquí te damos algunos consejos.

¡Las primeras tallas duran muy poco!

Si es tu primer bebé, tal vez te sorprenda que con solo algunas semanas, debas cambiar la talla de pañal. Esto es normal, y se debe al vertiginoso crecimiento de los primeros meses. ¡Un bebé de seis meses normalmente duplica el peso que tenía al nacer! Por eso, lo mejor es no comprar una gran cantidad de pañales para recién nacido, pues esta talla dura muy poco. También es probable que, si tu bebé es de tamaño grande para su edad, pase de los pañales de tamaño pequeño a los de tamaño medio antes de lo que crees.

Indicaciones del fabricante

Presta atención al peso indicado para cada talla de pañal. Si tu bebé está en el extremo inferior de la talla siguiente a la que usa, ya puedes cambiarla. Es fácil conocer el peso de tu bebé en los primeros meses, pues las revisiones con el pediatra son muy frecuentes. El problema es que si tu bebé ya ha cumplido un año y el pediatra lo pesa una vez cada tres o seis meses, tal vez no sepas exactamente cuánto pesa y tendrás que guiarte por otras señales.

El pañal que no cumple su función

A cualquiera le puede pasar que un pañal se filtre. Es molesto pero no necesariamente indica que es un pañal pequeño para el bebé. Puede haber estado mal colocado, o puede que la posición del bebé en el momento de hacer sus necesidades ocasionara el desborde (por ejemplo, si iba sentado en el cochecito). Sin embargo, cuando las filtraciones son muy frecuentes, lo más probable es que el bebé esté utilizando una talla de pañal que ya le viene pequeña.

Señales en el cuerpito

Observa bien a tu bebé con el pañal puesto. ¿No le cubre del todo el culete? ¿Le llega a la cadera en lugar de al ombligo? ¿Debes estirar demasiado las tirillas del pañal para que cierre? Es momento de comprar una talla más grande. De la misma manera, si el pañal aprieta la cintura del bebé, si le deja marcas rojas en la barriguita o en la entrepierna, esto significa que está demasiado apretado y que tu pequeño ya está incómodo con esa talla.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
3

Average: 3 (2 votes)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados