Cuándo empezar a ofrecer agua al bebé

Comentar: (0)

Compartir:

Cuándo empezar a ofrecer agua al bebé

Ahora que se acercan los meses de verano, es posible que te preguntes si tu bebé está lo suficientemente hidratado, y que incluso escuches a alguna abuela recomendándote que le ofrezcas un sorbo de agua. 

Pero existen muchos motivos para que los bebés menores de seis meses no beban agua, al menos como recomendación general. Aquí te explicamos por qué.

Ya está suficientemente bien hidratado

Todos los pediatras concuerdan en que un bebé menor de seis meses, que está alimentado exclusivamente con leche materna o con fórmula no necesita beber agua. Recordemos que la leche materna o de fórmula está compuesta en casi un 90% por agua así que, ya ves, tu hijo recibe toda la hidratación que necesita por este medio. En los meses de calor, lo que debes hacer es darle el pecho a demanda –o el biberón con la frecuencia que te indique el pediatra- para que así el bebé sacie su sed. Si estás dando el pecho en época estival, una buena recomendación es que te preocupes por tu propia hidratación y bebas todo el líquido que te pida el cuerpo, para así generar suficiente leche.

Los riesgos ocultos del agua

Por lo demás, darle agua a un bebé recién nacido no solamente no es necesario, sino que hasta puede ser peligroso. Por un lado, porque el agua aporta sensación de saciedad, como lo sabemos todos los que alguna vez hemos hecho dieta para adelgazar. Entonces, al saciarse con el agua, el bebé succiona menos leche –y por ende, menos nutrientes.

Por otro lado, existen casos de intoxicación con agua, que es lo que ocurre cuando el nivel de electrolitos y de sodio baja drásticamente debido a la ingesta excesiva de agua. Si bien se trata de una complicación atípica, de producirse puede ser fatal. El único caso en el cual tu pediatra podría aconsejarte darle agua al bebé es si está con diarrea o con un cuadro de gastroenteritis, con el fin de evitar que se deshidrate.

Si de pequeño no, ¿entonces cuándo ofrecerla?

Quedan claros los motivos por los que no hay que ofrecer agua al bebé de menos de seis meses. ¿Qué ocurre después? En cuanto empiezan a incorporar la alimentación complementaria, se les pueden ofrecer algunos sorbitos de agua junto con las comidas, sin forzarlo a beber, con el fin de que se acostumbren a su sabor insípido y la acepten bien. Por otro lado, la alimentación a base de leche materna o de fórmula no se debe suspender, sino que hasta el primer año de vida, la leche sigue siendo la principal fuente de nutrientes.

Una vez que el niño ha cumplido un año, y su dieta se parece a la del resto de la familia –ha incorporado bien los alimentos sólidos de toda clase y hace varias comidas al día- entonces sí, se le puede dar de beber agua a libre demanda.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies