El mejor momento para dejar los pañales

Comentar: (1)

Compartir:

Después de miles de cambios de pañal, cuando ya nuestro hijito ha pasado de ser un adorable bebito a transformarse en un niño pequeño que habla, corre por todos lados y come los mismos alimentos que nosotros, nos preguntaremos con ansiedad cuándo por fin podrá dejar los pañales. Es posible que oigamos recomendaciones de la abuelita que sostenga que sus hijos desde los 8 o 9 meses utilizaron el orinal. Pero, ¿cuál es el momento perfecto para quitarle los pañales al niño?

¿Naturaleza o cultura?

Es verdad que hace algunas décadas, los pañales tenían un tiempo de duración mucho más breve que en la actualidad. Con esto tenían que ver varias cuestiones, principalmente el coste, pero además es una cuestión de costumbres y que varía de sociedad a sociedad. Es verdad que las abuelas les quitaban el pañal a los bebés de un año, o incluso menos. Pero pregúntale a ella la cantidad de veces que los pequeños sufrían “accidentes”… tal vez no sea negocio ahorrar en pañales si te pasarás el día limpiando el suelo y cambiando sábanas.

Lo cierto es que los niños alcanzan el control de esfínteres naturalmente entre los 2 y los 3 años, o incluso después. Y en la actualidad, la tendencia suele ser respetar en lo posible los tiempos de cada niño. El momento perfecto para sacar el pañal es, pues, cuando tu hijo está listo.

¿Cómo saber si está preparado?

Si decides respetar los tiempos del niño, ¿cómo darte cuenta de que es momento para comenzar a usar el orinal? Hay varias señales que así lo indican, entre las que podemos mencionar:

  • El pequeño entiende y sigue instrucciones simples.
  • El niño expresa interés y curiosidad en el baño y en la ropa interior “de niño mayor”.
  • Puede subirse y bajarse los pantalones.
  • Su pañal permanece seco por 3 o 4 horas.

El interés del propio niño

Otra clave para conocer si tu hijo está maduro es que pueda reconocer y dar cuenta de sus procesos fisiológicos. Los pequeños comienzan por manifestar incomodidad con el pañal sucio o mojado, después directamente avisan cuando han hecho pipí o popó. Más adelante, son capaces de avisar en el momento en que lo están haciendo. Finalmente, logran anticipar el hecho. Este es el momento perfecto para estimularlos a que practiquen con el orinal.

Si ves que en un primer intento de quitar el pañal o de usar el orinal el niño se resiste mucho, lo mejor es no forzarlo ni insistir. Espera un par de semanas y vuelve a probar. Lo mejor es preparar al niño con conversaciones entretenidas y librillos acerca de lo práctico y divertido que es dejar de usar pañales, y no forzarlo. ¡Ello solo complicará más las cosas!

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

1

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Comentarios

muchas gracias, estaba muy perdida en este tema y me ha quedado muy claro. gran ayuda.

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados