Mi bebé se ha fracturado la clavícula al nacer

Comentar: (0)

Compartir:

Mi bebé se ha fracturado la clavícula al nacer

La fractura de clavícula en el recién nacido es una lesión que se suele producir en partos que presentaron algún tipo de complicación.

Si bien podemos asustarnos al ver al bebé tan pequeñito y fracturado, la buena noticia es que la rotura parcial o total de este huesecito sana con facilidad y no suele dejar ningún tipo de secuelas.

¿Cómo puede haberse fracturado?

No tienes ninguna responsabilidad en lo acaecido ni tampoco debes culpar a tu médico. La verdad es que no hay manera de prevenir este tipo de lesiones, ya que la fractura de clavícula se produce cuando el bebé tiene algún tipo de dificultad en atravesar el canal de partos. Esto puede deberse a su posición (por ejemplo, si viene de nalgas), al uso de algún instrumental como el fórceps, o incluso al hecho de tratarse de un bebé muy grande.

¿Qué síntomas tiene?

El hueso por lo general no se separa sino que las dos partes permanecen unidas, por eso se conoce como una fractura “en tallo verde”. Con frecuencia los neonatólogos o pediatras descubren esta fractura porque el bebé mueve menos uno de sus bracitos, o manifiesta dolor cuando lo sujetan de cierta manera. Pero otras veces la fractura de clavícula en el recién nacido no tiene síntomas, y se aprecia palpando la zona. Esa sensación que se tiene de presionar teclas de un piano en el lugar de la fractura se llama signo de la tecla.

Diagnóstico y tratamiento

Es posible que el neonatólogo indique una radiografía para comprobar la fractura, aunque a veces ni siquiera se la realiza para no exponer innecesariamente al recién nacido a los rayos. Después de todo, es una lesión muy común, con excelente pronóstico y que casi no requiere ninguna acción para sanar por sí sola.

Con respecto al tratamiento, la inmovilidad del bracito es la única precaución a tomar. No hace falta colocar un yeso ni un cabestrillo, sino que alcanza con fijar la manga de la ropita del bebé con un ganchillo, o incluso prestar atención al ponerlo al pecho o alzarlo en brazos para que el bracito esté siempre apoyado contra el pecho y nunca hacia atrás. De la misma manera, otra precaución es vestir al bebé siempre comenzando por la manga del lado de la fractura y nunca al revés.

¿Quedarán secuelas?

Es el temor de todo padre con las lesiones en el parto, pero debéis estar tranquilos: la fractura de clavícula sana muy pronto, se forma un callo en el hueso en pocas semanas. Cuando el niño crezca, lo más probable es que ni siquiera con radiografías quede evidencia de aquella fractura en sus primeros días. Pensadlo de este modo: la fractura de clavícula ha sido un truquillo de la naturaleza para permitirle al bebé nacer, salir sin mayores secuelas del canal de parto. Y sus huesitos tan blandos y finos sanan con mucha facilidad.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados