¿Por qué mi bebé aún no habla?

Comentar: (0)

Compartir:

Como sucede con otras etapas del desarrollo (tales como sentarse, gatear o caminar) la adquisición del lenguaje produce fascinación y un poco de ansiedad en los padres. Si bien sabemos que cada niño tiene su ritmo de crecimiento y que es normal que algunos alcancen ciertos logros y otros lo hagan después, llega un momento en que nos preguntamos cuándo podrá hablar nuestro hijo. ¿A qué señales hay que prestar atención para descartar que haya un problema?

 

Cuándo deberían hablar los bebés

Como ocurre con los primeros pasos, se suele ubicar el inicio del lenguaje hablado alrededor del primer cumpleaños. Sin embargo, así como hay pequeños que al año dicen “mamá”, “papá” y varias palabritas más, otros llegan hasta casi los dos años sin decir prácticamente nada. Esto ocurre porque el desarrollo del lenguaje no se da de manera uniforme, depende de las características de cada niño, de su personalidad, de los estímulos que reciba, etc.

Si todo está bien, ¿por qué no habla?

Básicamente, un niño que no tiene ningún tipo de retraso madurativo y que aún no habla es porque no necesita de las palabras para hacerse entender. Si el pequeño está acostumbrado a que sus padres le alcancen lo que necesita solamente señalando con el dedito, o si con un par de sílabas construye todo un repertorio de palabras, esta media lengua suple sus necesidades por un tiempo. Y entonces nosotros nos desesperamos porque el bebé no habla, cuando en realidad se está comunicando sin problemas.

¿Cómo podemos estimularlo?

Para fomentar el desarrollo del habla en el pequeño, es muy bueno hablarle mucho, narrarle con palabras sencillas los diferentes momentos de su rutina “ahora te estoy sacando el jersey porque nos vamos a dar un baño” “Mira tu patito de hule, ¡cómo te gusta jugar con el patito de hule!”. También los ayuda a desarrollar el vocabulario que les leamos cuentos, que cantemos canciones y que señalemos y nombremos las cosas a su alrededor.

Si tu bebé quiere comunicarse señalando con el dedo, procura no obedecerlo de inmediato, para tratar de estimularlo a que emplee el lenguaje.

Cuándo hacer una consulta

Hay determinadas pautas de alerta que podrían indicar un retraso en el desarrollo del lenguaje y que requieren una consulta con el pediatra, quien eventualmente realizará estudios para identificar la causa. Por ejemplo, un bebé de 18 meses que no vocaliza o no pronuncia ninguna palabra (vale aclarar que tal vez sí pronuncie palabras en media lengua, como llamar “tedo” al perro, ello cuenta como una palabra en cuanto a la adquisición del lenguaje se refiere). A esa edad también debería imitar sonidos. A los dos años, el pequeño debería armar oraciones de dos palabras para expresar sus necesidades (“quiero agua”, “nene no”, etc.) y los padres comprender por lo menos la mitad de lo que intenta decir.

Con bebés más pequeños, por más que estemos impacientes por comprender lo que quieren, lo mejor es tener paciencia, que ya hablarán a su debido tiempo.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies