5 respuestas sobre la astenia primaveral en embarazadas

Comentar: (0)

Compartir:

5 respuestas sobre la astenia primaveral en embarazadas

Sabemos que hay determinada época de la primavera en la que nos sentimos desganados, sin energía, y muchos se vuelcan a tomar complejos vitamínicos o la famosa jalea real, a tal punto que se disparan sus ventas en las farmacias

La llamada astenia primaveral suele manifestarse sobre todo las primeras semanas de la nueva estación. Si estás embarazada es preciso que prestes particular atención a los primeros síntomas para tratarlos adecuadamente.

 

¿Qué es la astenia primaveral?

La palabra “astenia” por sí sola significa cansancio, y se utiliza para designar no una enfermedad, sino un síntoma que puede tener varias causas. La llamada astenia primaveral se usa para hacer referencia al hecho de que casi la mitad de los españoles suelen sentir fatiga, desgano, dificultad para conciliar el sueño, alteraciones del apetito y del deseo sexual, ansiedad y falta de motivación en general, coincidentes con el equinoccio primaveral, que en el hemisferio norte tiene lugar el 20 de marzo.

 

¿Cuáles son sus causas?

Se desconoce exactamente qué genera la astenia primaveral, si bien se cree que tiene más de una causa. Por un lado, los cambios en la luz del día y de temperatura, incrementados aún más por el cambio de hora que implica alteraciones en la rutina. Todo ello influye en nuestro metabolismo y genera un desajuste hormonal que se suele corregir solo en un par de semanas. Por otro lado, también afecta la mayor incidencia de alergias (al polen sobre todo).

 

¿Cómo puede afectarnos en el embarazo?

Es muy probable que experimentes en alguna medida astenia primaveral si estás embarazada. Recuerda que en el primer y en el tercer trimestre de embarazo es habitual sufrir de mayor somnolencia y fatiga, producto de los cambios hormonales y del esfuerzo que tu cuerpo está realizando para sostener el crecimiento de tu bebé. No te asustes: no es una enfermedad y no afectará a tu bebé, aunque sí puede ocurrir que estas dos o tres semanas te cueste más llevar a cabo tus tareas diarias, hasta que tu cuerpo se adapte al cambio de estación.

 

¿Cómo se la puede tratar?

En principio, a no ser que tu médico lo indique expresamente, procura no consumir complejos vitamínicos de manera indiscriminada, ya que en la alimentación del embarazo tendrás todas las vitaminas que necesitas. Es importante respetar la cantidad de horas de descanso necesarias para tu organismo, en especial cuando se produce el cambio de hora. También ayuda realizar ejercicio suave en forma moderada.

 

¿Qué alimentos sirven para combatir la astenia primaveral?

Procura llevar una dieta equilibrada, e incrementar el consumo de frutas, verduras y hortalizas. Consume también alimentos que ayudan a tu organismo a regular la producción de la serotonina. Nos referimos al aceite de oliva, las pipas, las nueces o el pescado azul. Por último, no está de más recordar la importancia de una buena hidratación, más aún durante el embarazo.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies