Maquillaje y embarazo: los sí y los no » LetsFamily

Maquillaje y embarazo: los sí y los no

Sí a verte bien y usar maquillaje

En primer lugar, sí, claro que puedes seguir maquillándote durante tu embarazo. De hecho, con tantos cambios en el cuerpo, es importante seguir sintiéndose guapa y dedicar un rato a embellecerse. Si tienes ojeras por dormir mal puedes disimularlas con corrector, que también puede ser un buen aliado a la hora de disimular alguna mancha que pueda aparecerte en el cutis debido a tu estado. Utiliza labiales de textura más bien cremosa, en tonos rosados o mates, aunque conviene evitar los tonos rojos por posibles trazas de plomo. Y contra la creencia popular, también puedes usar perfumes, a no ser que tu sensibilidad a los olores te haga rechazarlos.

Sí a proteger tu piel del sol

Lo mejor es usar una base de maquillaje que contenga FPS 30 o más alto, ya que en el embarazo estamos más susceptibles a que nuestra piel se manche debido a la exposición solar. Y recuerda que el sol no solo quema en verano. Cuida tu cutis en cualquier estación del año. ¡No descuides los labios! Su piel tiende a resecarse y agrietarse, y ya sabemos que puede ser muy doloroso.

Sí a seguir una rutina de limpieza

Siempre es importante retirar el maquillaje por las noches –no solo durante el embarazo- para permitir que la piel descanse. En estos meses pon especial atención a esta rutina. Después de la limpieza, utiliza una buena crema hidratante.

No a los productos que pueden dañar al bebé

La clave básica del maquillaje en el embarazo es escoger productos de buena calidad, controlando siempre la fecha de vencimiento y evitando determinados ingredientes que sí, pueden llegar a ser nocivos, tanto para ti como para el bebé. Evita aquellos productos de belleza que contengan ftalatos, parabenos, ácido salicílico o retinol. Tal vez sea la oportunidad para optar por el maquillaje ecológico, con ingredientes naturales. Pero de cualquier manera, si compras bases, mascarillas, labiales o sombras de marcas reconocidas europeas, lo más probable es que no tengas inconveniente con los componentes.

No al maquillaje permanente y otros tratamientos invasivos

Durante el embarazo somos más susceptibles de desarrollar reacciones alérgicas o infecciones, ya que el sistema inmunológico se halla naturalmente debilitado por nuestra condición. Por eso, estos meses no son el momento para optar por la coloración permanente de pómulos, la micropigmentación o el delineado. En todo caso, espera hasta después del parto.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Una canastilla gratis para tu bebé