Consejos para empezar la guardería | LetsFamily
embarazo

Consejos para empezar la guardería

Los niños no pierden detalle de todo lo que hacen sus padres. Por este motivo, es fundamental que los progenitores no muestren sentimientos negativos ante el comienzo de la guardería. A pesar de que se sientan ansiosos y preocupados, es esencial que traten de aparentar normalidad. De este modo, los pequeños aceptarán mejor esa nueva rutina que llega a sus vidas y no se sentirán más nerviosos de lo que es natural ante el inicio de algo desconocido.

Aclimatación

Para afrontar el primer día en el jardín de infancia con éxito, es recomendable preparar al niño o la niña para empezar esta aventura sin temor. Si es posible, es muy positivo que el futuro alumno visite la guardería en compañía de sus padres cuando estos tengan que realizar algún trámite. Así, se irá familiarizando con el entorno y no le resultará completamente ajeno en la jornada inicial.

Una buena organización también resulta de gran utilidad para no acrecentar los nervios. Por ejemplo, es aconsejable preparar todo el material que necesitará el niño el día antes, de modo que no haya que apurarse justo antes de salir hacia la guardería. Estas prisas de última hora sólo sirven para aumentar el estrés de los padres y el pequeño o pequeña.

Diálogo

Otra medida idónea para superar el inicio del curso en el parvulario es hablar con el protagonista del acontecimiento. Es muy importante que el niño o la niña sepa que va a acudir a un lugar nuevo y lo que va a hacer allí. En este sentido, es de suma relevancia que tenga claro que existe un horario y que sus padres acudirán a recogerle al finalizar la jornada. Algunos progenitores creen que lo más conveniente es marcharse de la guardería cuando el pequeño esté despistado. Es un error. Lo más recomendable es despedirse de él para evitarle una sensación de abandono, aunque sin alargar ese momento demasiado para no hacerlo más difícil.