El colecho: pros y contras de dormir con tu bebé

letsfamily -
17/02/2022 - Tiempo de lectura 2 mins
colecho pros y contras

El colecho o cama familiar es una práctica consistente en dormir padres y bebés o niños pequeños en la misma cama. Y esto ¿es bueno o malo para los niños? Aquí cada familia tiene su opinión. En este artículo te presentaremos algunos pros y contras del colecho para que puedas decidir lo que a ti te funciona mejor.

Pros y contras del colecho

Estos son algunos argumentos a favor y otros en contra de esta práctica.

A favor del colecho

  1. Facilita la lactancia materna. Es muy útil a la hora de realizar las tomas nocturnas.
  2. Ayuda a estrechar vínculos afectivos entre padres e hijos.
  3. El bebé llorará menos durante la noche y la madre podrá atender sus necesidades rápidamente. Esto disminuirá el estrés tanto de la madre como del pequeño.
  4. Ciertos estudios han demostrado que los adultos que practicaron el colecho durante su infancia poseían más autoestima, mayor tolerancia al estrés y eran más felices.

En contra del colecho

  1. El bebé corre el riesgo de ser asfixiado o aplastado por sus padres mientras duerme.
  2. Puede generar dependencia emocional en los hijos.
  3. Los padres pierden momentos de intimidad.
  4. Según algunos estudios, aumenta el riesgo de muerte súbita o muerte del lactante.

Casos en los que esta práctica está desaconsejada

  • Si los progenitores padecen obesidad mórbida.
  • Si los padres son fumadores, toman somníferos, drogas o alcohol.
  • Si el bebé tiene menos de 6 meses

Por último, para que el colecho sea seguro debes tener en cuenta algunos consejos: Procura que tu bebé duerma boca arriba (reduce el riesgo de sufrir muerte súbita), deja la puerta de la habitación abierta para una correcta ventilación, no practicar el colecho nunca en el sofá e intentar dormir con almohadas separada. Los expertos aconsejan además, que esta práctica no se extienda a partir de los 5 años.
 

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos