¿De paseo con un bebé un niño pequeño? ¡Se puede!

Comentar: (0)

Compartir:

paseo-bebe

A muchas mamás se les hace cuesta arriba salir solas con el bebé y su hermanito. Si es tu caso, te ofrecemos distintas soluciones para que aproveches ahora que todavía hace buen tiempo para pasear con tus peques.

No te quedes en casa

Salir a la calle con el bebé, sobre todo al principio, puede ser complicado: la cantidad de cosas que hay que llevar, que no coincida la salida con la toma, que si hay que cambiarlo justo antes de salir... Si a esto le sumamos un niño pequeño lleno de energía pero que aún no es bastante autónomo como para que vaya andando todo el tiempo, la cosa se complica hasta el punto de que muchas mamás se resignan a quedarse en casa y salir solo cuando tienen ayuda. Sin embargo, hay varias maneras para organizarte en tus salidas con los peques.

Carro para dos

Los carros para dos niños han dejado de ser territorio exclusivo de las mamás de gemelos o mellizos y ya no son tan aparatosos como antes. Hay modelos que están pensados para bebés de diferentes edades y, si el más pequeño ya es mayor de seis meses, se puede recurrir a una cómoda silla paraguas doble. Existen también unos anclajes de plástico que sirven para unir por tres puntos dos sillitas independientes; eso sí, tienen que ser altura similar y barras cilíndricas.

Patinete para el mayor

También está la opción de instalar un patín para el hermano mayor en el cochecito del bebé. Hay un montón de modelos (plataforma, sillita...) eso sí, con esta opción hay que tener en cuenta que el niño tiene facilidad para subir y bajar y eso no nos permitirá tenerlo tan controlado como cuando va en su sillita; además, nos obliga a llegar una postura un poco encorvada al llevar el carro.

Cochecito + portabebés

Otra opción muy práctica para las mamás que tienen los niños muy seguidos es llevar en el bolso (o en la cesta de debajo del carro) una mochila portabebés. Así, el más pequeñoo puede ir en su carrito pero si el mayor se cansa de caminar podemos cambiar al bebé a su mochila portabebés y que el mayor ocupe el lugar de su hermano en el cochecito.

Y además:

  • Simplifica los básicos: Mejor mochila que bolso porque es más cómodo si te toca portear. Los imprescindibles serían: pañales, toallitas, cambiador (por si te toca cambiar al bebé en el parque), agua y poco más (y las cosas para prepararle el biberón en caso necesario). A veces preparamos un bolsón super pesado lleno de cosas “por si acaso” y al final nuestra salida se limita a media hora de calle. No te olvides del teléfono móvil para retratar a tus peques y para pedir refuerzos si la cosa se pone complicada.

  • Elige bien el sitio: Salir corriendo detrás del hermano mayor cuando estamos a cargo de un bebé puede ser misión imposible. Mejor no experimentar e ir a un sitio que ya conozcas donde tu peque tenga espacio para correr tranquilamente y tú estés más relajada.

  • No te rindas: Que la primera salida haya sido un desastre no significa que todas vayan a ser así. Los peques aprenden a comportarse exponiéndose a las situaciones y cambiando su comportamiento poco a poco. Seguramente, con el tiempo encontrarás la fórmula para que todos disfrutéis del paseo.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies